miércoles, 10 de febrero de 2016

La corrupción está matando a niños guajiros

Por: Libardo Muñoz
Monseñor Héctor Salah, Obispo de Riohacha, se pronunció de manera enérgica contra la clase política de la Guajira y dijo que la corrupción imperante en la administración del departamento, es lo que está matando de hambre a los niños de la etnia wayuu.
"La primera calamidad de la Guajira es su clase política", expresó la máxima autoridad de la Iglesia Católica en este departamento quien agregó que "recursos que debieron emplearse en la solución de problemas de esta región se han usado en beneficios personales de políticos corruptos", enquistados en la gobernación, en las alcaldías y en todas las ramificaciones menos imaginadas de la burocracia local.

Denunció Monseñor Salah la existencia en la Guajira de una red de ONGs disfrazadas de benefactoras de los niños, que son en realidad fachadas de clanes políticos acaparadoras de dinero oficial que no llega a su verdadero destino, son sumas millonarias empleadas incluso en la compra de votos en épocas electorales.
Reveló el obispo de Riohacha que a él personalmente le ofrecieron comisiones en dinero, a cambio de que se hiciera el de la "vista gorda" en el manejo de contratos que hoy están en medio de denuncias por estar relacionados con el desvío descarado de sumas millonarias.
De acuerdo con sus denuncias, el obispo de Riohacha culpa al Estado colombiano de gran parte de la tragedia humanitaria de la Guajira, por el alejamiento irresponsable y por la ausencia de programas sociales serios y constantes en el pueblo marginado y hambriento que vive en condiciones miserables en las rancherías.
Para el obispo Héctor Salah, quien es bogotano, arquitecto y de ascendientes árabes, miles de millones de dólares de las participaciones que tiene la Guajira por el carbón, ya se los llevaron de Colombia.
Se refirió el alto jerarca católico de la Guajira al "circo político" que parrandea al son del vallenato, después de darse golpes de pecho en la iglesia. "Los políticos saben que estoy diciendo la verdad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog