jueves, 28 de enero de 2016

Plan de la Patria sin esguinces

Tres sujetos, tres horizontes

JM. Rodríguez


1. La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo… reza el artículo 5 de la CRBV. Sin embargo, ese poder originario es el único que puede ejercer directamente, sin auxilio de los órganos del poder público establecidos en el artículo constitucional 136. Es verdad que el pueblo puede revocar mandatos, proponer y abrogar leyes, y también aprobar o negar reformas y enmiendas constitucionales, pero, la tarea de la revolución es trabajar para transformar al pueblo en deliberante y no sólo votante por aquellos que en su nombre, deliberaran.


2. Al PSUV, que es el partido de la revolución, le corresponde la tarea de impulsar al pueblo para que, más allá de ser poder originario, construya el órgano deliberante cúspide de los poderes constituidos. Para tutelar y no ser permanentemente tutelado, inclusive por el parlamentarismo de calle (recuerden a Marx señalando que la sociedad civil debe penetrar, en masa, en el poder legislativo). Tal tarea, necesaria y urgente, no tiene nada que ver con la actual AN, y menos con ese “Parlamento Comunal Nacional” sacado de la manga, que es una expresión más del tutelaje ejercido por los poderes públicos sobre la sociedad. Cosas como esa impiden la estructuración constitucional del poder popular, pues, es una falacia que los intereses del Estado sean los intereses de la revolución.

3. Las comunas, es decir, la sociedad organizada, deben, en el corto plazo, producir. Eso ya es bien complejo, no las atosiguemos con otras tareas. A mediano plazo, cuando sean productivas y confederadas entre si, podrán tomar la ciudad para administrarla y atender sus servicios, controlando los territorios que le pertenecen y sus medios de producción industriales y agrícolas. En cada ciudad conformarán como autoridad a la Asamblea de Ciudadanos.  Es el horizonte a largo plazo, más de novecientas de ellas (como el número de ciudades en Venezuela). De allí saldrán los delegados para una nueva, masiva y revocable Asamblea Nacional. La máxima autoridad de la República. Sólo así la democracia burguesa será sustituida por la democracia socialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog