lunes, 17 de agosto de 2015

Cámara de Comercio Venezolano-Italiana promueve el conocimiento y el uso del cacao venezolano

Desde el año 2008, la Cámara de Comercio Venezolano-Italiana (Cavenit), ha fortalecido y tejido una red de alianzas, a fin de desplegar un trabajo en pro de la promoción del cacao y el chocolate venezolano, así lo aseguró la coordinadora de Proyectos Especiales y Eventos de Cavenit, Veriozka Marcano, en la Hacienda La Trinidad.

El maestro chocolatero Diego Ceballos sostuvo que este cultivo ofrece una oportunidad para “potenciar el país”. María Fernanda Di Giacobbe informó que la empresa Cacao de Origen abrió un nuevo laboratorio en Japón
“Hemos estrechando alianzas. En verdad es un proyecto país, apostamos tanto a los productos venezolanos de excelencia como los productos de excelencia italianos aquí en Venezuela”, comentó.
Este organismo comercial, manifestó que promociona en el mundo el chocolate como excelencia italiana, elaborado con la tecnología de Italia y la experiencia de los maestros chocolateros del país de la bota, pero “siempre con la utilización del cacao venezolano”.


En el espacio Cacao de Origen, ubicado en la Hacienda La Trinidad, Marcano ofreció sus impresiones el pasado jueves durante una cata de chocolate junto al maestro chocolatero Diego Ceballos y el directora de este espacio, María Fernanda Di Giacobbe.
Sobre el encuentro, al que asistió el equipo del Correo del Orinoco, señaló que el propósito fue compartir las iniciativas y los aportes que ha efectuado Cavenit, para el sector del cacao y del chocolate en Venezuela.

COMUNIDADES CAMPESINAS

En ese sentido, afirmó que Cavenit se ha involucrado en el sector de Cacao, por medio de la organización de varias iniciativas como ChocoVenezuela, “el evento más grande de cacao y chocolate que se realiza en el país, ya va por su cuarta edición”. Otro proyecto, es el programa de formación integral para las comunidades campesinas del sector de Barlovento financiado por la Unión Europea (UE).
Asimismo, indicó que han impulsado talleres relacionados con el sector del cacao y del chocolate, dictados por maestros chocolateros italianos, así como misiones comerciales de chocolateros venezolanos en importantes ferias italianas.
También, señaló que Cavenit ha efectuado eventos para promocionar el cacao venezolano y ha abordado la experiencia chocolatera italiana, en particular en la tecnología, en cuanto a la maquinaria de punta utilizada en Italia, en el proceso de elaboración del chocolate.

CHOCOLATE Y EDUCACIÓN

En cuanto a los maestros chocolateros italianos que han visitado Venezuela, Marcano aseveró que “muchos se han enamorado del país y del cacao venezolano”. Entre las anécdotas, resalta la del chocolatier italiano Silvio Bessone, quien ha asistido a todas las jornadas de ChocoVenezuela, “tiene en el país varios proyectos con empresas privadas”.
Al respecto, comentó que Bessone está impulsando un proyecto en Chuao, en el área de formación, “adoptó a distancia a una niña de Chuao”, por esa razón, lanzó una línea de tabletas numeradas de chocolate oscuro al 80%, elaborada con cacao de Chuao y le colocó el nombre de la niña, que se llama Jhodairys. La venta de este producto es depositado en un fondo, destinado a la educación de la pequeña.
Al referirse a la mencionada cata, precisó que se degustó chocolate elaborado por Bessone, otro de Cacao de Origen, una mezcla de varios tipos de cacao y infusión de mandarina deshidratada, y rayadura de mandarina y naranja, elaborado por el maestro chocolatero Diego Ceballos, y un coctel granizado de Campari (aperitivo tradicional italiano) con jugo de naranja.

“CREER MÁS EN NUESTRO CACAO”

El maestro chocolatero Diego Ceballos explicó que el objetivo de ese tipo de encuentros es culturizar a las personas no solo en materia gastronómica, sino en especial, lo que “está pasando con el cacao y el chocolate en Venezuela”.
En su opinión, se ha generando un movimiento que ha “tomado mucho auge en el último año” y es muy importante que como venezolanos “nos sintamos identificados con el cacao y empecemos a creer más en nosotros, en nuestro cacao y a partir de allí potenciemos el país sobre la base del cacao”.
Dicho movimiento cacaotero, subrayó que pretende rescatar los valores culturales e históricos del cacao, y poder demostrar que: “Tenemos el mejor cacao del mundo, pero necesitamos trabajar más. Venezuela no está ni siquiera entre los países productores de cacao a nivel mundial, a pesar que tenemos la mejor genética. Tenemos que aprovechar esa genética para ser conocidos por lo que valemos”.

CACAO VENEZOLANO HA CRUZADO LA FRONTERA

La directora de Cacao de Origen, María Fernada Di Giacobbe indicó que se está comprobando que el cacao es una gran energía y “no solo se está tejiendo una red dentro de Venezuela con los productores, consumidores, chocolateros, consumidores, investigadores y científicos”, sino que la red “gracias a la calidad del cacao venezolano a cruzado las fronteras” .
En esa dirección, precisó que Cacao de Origen tiene acuerdos con empresas de Colombia, Ecuador, Brasil, Italia: “En el caso de Italia, son ellos quienes nos han buscado para decirnos que nosotros tenemos el mejor cacao del mundo”.
Aseveró que “esto también está pasando con Francia y Japón”, de hecho Cacao de Origen tiene una alianza con la Escuela de Cocina Visionary Arts, de Tokio, Japón, que inauguró el pasado mes de febrero, “un laboratorio idéntico al de Cacao de origen”.
Di Giacobbe anunció que esta escuela culinaria del 01 al 15 de noviembre próximo, abrirá una tienda en la que “todos sus productos están hechos por los estudiantes inspirados en lo que aprendieron en Venezuela”, bajo la asesoría de su persona y la especialista francesa Clare Russell.
Expresó que el cacao venezolano por su calidad ha cruzado las fronteras del país, de una manera rápida y con excelentes proyectos: “Cacao Origen genera tres mensajes. El primero, es producir tabletas de chocolate junto al productor para que él lleve a su comunidad todas esa información de lo bueno que es su cacao”.
Un segundo mensaje, comentó es al exterior para decir que el cacao de Venezuela “sigue teniendo la calidad de nuestra historia, está vivo y se cultiva”. El tercero, añadió que “es al venezolano, al consumidor para que sepa de la riqueza que tiene a través del paladar”.

“BAJARSE DEL TRONO Y TRABAJAR MÁS”

Para lograr que Venezuela figure como productora de cacao en el mundo, el maestro chocolatero Diego Ceballos consideró que es necesario “bajarse del supuesto trono en el que estamos, ponerse las botas y trabajar más en el campo. Abrir más carreteras, transporte y darle más educación al productor”.
Asimismo, enfatizó que el cacao fermentado, no fermentado, criollo, trinitario y forastero, “se deje de pagar igual, se está pagando igual, porque cada cacao tiene su trabajo y su valor”. Reiteró que un cacao de excelente genética y bien trabajado “debería ser pagado mucho mejor que un cacao de menor calidad”.
A causa de la aparición del petróleo, sostuvo que el cacao quedó relegado al igual que el café, aunque el cacao también se beneficio de esa situación “porque se resguardó de manera salvaje algunas genéticas importantes”.
T/Leida Medina
F/María Isabel Batista

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog