domingo, 5 de octubre de 2014

Fernando Travieso aseguró que descenso del precio del petróleo es coyuntural

El economista opinó que La Casa Blanca mantiene el bajo el costo de la gasolina para mantener el apoyo de los estadounidenses a una nueva incursión del Pentágono en el Medio Oriente
El descenso de los precios del petróleo que se ha registrado por cuatro semanas seguidas es un fenómeno coyuntural y no de largo plazo, estimó el economista Fernando Travieso, asesor de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional (AN).
“Lo que argumentan las agencias internacionales es que el mercado está sobreabastecido y naciones como Libia generan inestabilidad porque, aunque no son grandes productores, lanzar 500 mil barriles diarios al mercado tienen un impacto en los precios”, dijo el economista venezolano, responsable del Observatorio Socialista Petrolero que funciona en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).
Las cesta venezolana se ubica en alrededor de 86 dólares por barril, mientras que la de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ronda los 94 dólares, una diferencia promedio entre siete y ocho dólares por barril. Ambos marcadores han venido en descenso, como los demás crudos del mundo, agregó.

Además, mencionó que los reportes de la OPEP proyectan una demanda diaria de entre 91 y 92 millones de barriles para este año, por debajo de las estimaciones iniciales; esto se atribuye a la ralentización de las economías de los mayores demandantes, como China e India, además del estancamiento de la Unión Europea.
Travieso reconoce que todos estos argumentos justifican la inestabilidad del mercado, pero considera que llama a la suspicacia “este comportamiento atípico en medio de una conflagración en el Medio Oriente”.

AMBIENTE GEOPOLÍTICO

En su opinión, “el precio del crudo está a la baja para que no se eleve el costo de la agresión a esos países”.
Estados Unidos (EEUU) “necesita apoyo popular para impulsar en nuevo conflicto en el Medio Oriente. Para justificarlo dice que hay ataques a sus ciudadanos; eso le genera respaldo hasta tanto no golpee el bolsillo de los consumidores. Si subiera el precio de la gasolina, ese apoyo se iría desvaneciendo”, argumentó.
La particularidad de este escenario belicista, consideró Travieso, es que no se cometió el error del pasado de permitir el alza de los precios del crudo. A su juicio “Estados Unidos maneja las diferentes facciones armadas, tras bambalinas, que mantienen el control de países como Libia e Irak. En esas naciones no hay unidad del Estado-nación que tenga el dominio sobre esos recursos”.
En los anteriores conflictos el precio se elevó porque la conflagración ponía en peligro la colocación del combustible en los centros de consumo. En esta ocasión no ha resultado así, argumentó, porque a pesar de los bombardeos de los campos sirios en la frontera con Irak, la mano de la casa Blanca y el Pentágono habría evitado un alza del crudo.
La tendencia de los precios tampoco responde, en su criterio, al ambiente de tensión que se ha desatado en la zona de dominio estratégico de Rusia, focalizada ahora en Ucrania. Travieso argumentó que las potencias occidentales decidieron sancionar al Gobierno de Vladimir Putin para inclinar la balanza hacia ellos; sin embargo, con el petróleo ruso no se han metido. “Lo que quiere decir que ese gran exportador de crudo mantiene sus despachos de manera normal”, aseveró.
De hecho, Rosneft y la Exxon Mobil consiguieron crudo en el Ártico. “Están asociadas para ejecutar grandes proyectos en los yacimientos. Igual pasa entre la petroleras de ese país y las británicas. Existe una estrecha colaboración”, reveló.
A pesar de los esfuerzos del Gobierno estadounidense por contener el alza de los precios, Travieso aseguró que esa tendencia no les conviene a las trasnacionales petroleras, porque una reducción del valor de su principal producto reduce sus ingresos y el flujo de caja.
Esto es un motivo para que las multinacionales activen sus lobbistas y detengan la caída del crudo; además, un descenso pronunciado desaceleraría la producción de hidrocarburos de esquisto en EEUU.

HIDROCARBUROS DE ESQUITO

Travieso aseguró que la incorporación a la oferta mundial de estos carburantes no convencionales crea un piso en el precio, porque por debajo de ahí no es rentable producirlo.
Como consecuencia del aumento de la producción, EEUU ha disminuido sus compras de crudo al exterior desde septiembre de 2006 hasta julio de 2014 en 64,4%, al pasar de 14,697 millones de barriles por día (mmbpd) a 9,472 (mmbpd), según reseñan las estadísticas del departamento de administración de información de energía del Gobierno de esa nación (EIA, por sus siglas en inglés).
El boom del petróleo de esquisto o lutitas ha llevado a esa nación a prescindir de mayores volúmenes importados. Tal situación, pese a ser desestimada por muchas naciones productoras, está causando una real inquietud sobre todo en los países de la OPEP.
“En el mediano y largo plazo el precio del crudo se mantendrá alto. El agotamiento de las reservas de crudo te obliga a que suba. Cada día es más difícil conseguir el carburante más cercano a la superficie y cercano a las áreas de procesamiento y consumo, lo que obliga a buscar el que está a mayor profundidad y más alejado de los mercados demandantes; los costos son mayores”, refirió.
“Cuando se agotan las reservas conocidas, sobre todo en los países fuera de la OPEP, para mantener los volúmenes de producción es necesario incorporar cada vez más hidrocarburos de menor calidad o de mayores costos”, acotó. “Desde un punto de vista técnico pudiera ser de igual calidad, pero es más oneroso sacarlo de una mayor profundidad; por eso el crudo no seguirá bajando en el mediano y largo plazo”, apuntó.

ADVERTENCIA DEL SUR

En su criterio, EEUU inició una nueva guerra en el Medio Oriente por “el control de las inmensas reservas en esa región”; agregó que la reunión del grupo Brics (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica) en Suramérica sirvió de advertencia a las potencias occidentales y envió el mensaje de que lo que está sucediendo en el Medio Oriente no se expandirá hacia esta parte del mundo.
Travieso ratificó que un elemento que lleva a un recrudecimiento de la pugna por hacerse de los yacimientos petroleros se sustenta en el hecho de que es un recurso que se está agotando y no se le encuentra sustituto en el mediano plazo. De allí que se genere una crisis por controlar el petróleo en el mundo, reiteró.
Destacó que la política petrolera diseñada por el comandante Hugo Chávez Frías apuntó a proteger al país de una agresión directa por ser la mayor reserva de crudo del mundo. La estrategia del líder bolivariano fue la de desarrollar empresas mixtas con países de todo el orbe para la explotación del recurso que subyace en la Faja Petrolífera del Orinoco, aseveró.
La instalación de empresas provenientes naciones miembros del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que trabajan mancomunadamente con Pdvsa, le da protección a Venezuela, asestó.
“Las transnacionales necesitan instalarse en el país porque eso les da derecho a explotar las mayores reservas del mundo de petróleo y eso les da valor de mercado a sus accionistas. Solo el año pasado trajeron más de 13 mil millones de dólares en inversiones”, recordó.
En cuanto a la posible venta o no de Citgo, filial de Pdvsa en Estados Unidos, Travieso dijo que hay argumentos a favor y en contra, por lo que prefirió pronunciarse.

SOSTIENE QUE SUBSIDIO A LA GASOLINA DISTORSIONA EL CONSUMO INTERNO

El economista Fernado Travieso dijo que producir un litro de gasolina le cuesta a Pdvsa en la actualidad 2,7 bolívares, mientras su precio de venta es de 0,097 bolívares por litro, lo que genera un diferencial de 2,603 bolívares.
Con este diferencial, el economista dijo que el subsidio a la gasolina alcanza alrededor de 12 mil millones de dólares. “Es una cifra descomunal que incrementa el consumo interno sobre patrones irracionales y reduce la capacidad de exportación de Venezuela”, aseveró.
A juicio del especialista en temas petroleros es necesario un profundo debate sobre si es conveniente seguir destinando combustible al mercado interno completamente subsidiado o si es preferible utilizar los recursos del aumento de los carburantes en la atención de áreas prioritarias.

LA OPEP ESTIMA QUE GRANDES CONSUMIDORES AGOTAN SUS RESERVAS

Además del impacto de la geopolítica en el control de las reservas de crudo, el economista Fernando Travieso consideró el impacto de los factores propios de actividad petrolera real.
“Una empresa petrolera vale por los años que le quedan para extraer sus petróleo en el subsuelo, que a valor presente arrojan el valor de la compañía”, dijo, y agregó: Lo que da amplitud en producción y volumen son la certificación de las reservas probadas. Esto es un punto básico que considera la OPEP y lo ha graficado”.
En su boletín anual 2013 la OPEP evidencia una tendencia que, según Travieso, define la historia del siglo XXI a plenitud: El comportamiento comparativo de la producción petrolera versus los descubrimientos de petróleo deja ver el margen de agotamiento creciente de las reservas en los países no pertenecientes a la organización.
Entre los años 2003 y 2012 se han producido en las naciones no OPEP 146.900 millones de barriles mientras en el mismo lapso se descubrieron solo 10 mil millones de barriles.
Dentro de las 12 naciones pertenecientes a la OPEP, en el mismo periodo 2003-2012 se produjeron 101 mil millones de barriles y se descubrieron 309 mil millones de barriles, lo que eleva de manera sostenida sus reservas, primordialmente por la incorporación de las que se certificaron en la Faja Petrolífera del Orinoco.
Recordó que Venezuela certificó con una agencia independiente las reservas de la Faja. “Es un cambio radical en el mundo, porque indica que al resto del mundo se le están acabando los crudos convencionales. En ese escenario Estados Unidos inició un conflicto militar”, apuntó.
Las dos guerras mundiales se dieron en torno al petróleo en una época de abundancia de reservas. Hoy en día fuera de la OPEP su escasez es extrema, por lo que las naciones de la OPEP se han constituido en el principal objetivo de la potencia hegemónica y sus aliados, resaltó.
“Esa relación de reservas lo evidencia. No es lo mismo que Fernando Travieso diga que los países consumidores de crudo está agotando sus reservas convencionales de petróleo, que los diga de manera gráfica la OPEP”, recalcó.

El economista venezolano concluyó que el agotamiento del crudo convencional es más acelerado que el descubrimiento de nuevos yacimientos. Travieso estimó que la era de los crudos convencionales está en su etapa regresiva por el declive de la producción, fenómeno que en los medios académicos es conocido como el cénit del petróleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog