viernes, 25 de julio de 2014

Venezuela conmemora 38 años del asesinato del combatiente socialista Jorge Rodríguez

Por Eliézer Otaiza
Jorge Rodríguez (padre) nació en Carora, estado Lara, el 16 de febrero de 1942; tiempo de cambios y transición del gomecismo al puntofijismo, una larga historia de saqueos, entreguismo y colonialismo de la Venezuela que, en medio de toda esta tragedia, se resistía al positivismo europeo, al control ideológico con rebeldía y a una resistencia bolivariana que data desde nuestro proceso de independencia.
Jorge Rodríguez padre fue maestro y dirigente estudiantil al ingresar en la Universidad Central de Venezuela (UCV), en la que llegó a ser delegado del Consejo Universitario en 1966.

A comienzos de los años 70 fue fundador de la Liga Socialista, junto a Carmelo Laborit, Julio Escalona, Marcos Gómez y Fernando Soto Rojas, entre otros.
Sus estudios en la Universidad Central de Venezuela y las responsabilidades como delegado y líder estudiantil, en 1966, le permiten destacar en las luchas contra el cierre de la principal casa de estudios del país, todo esto en el contexto de aquella batalla democrática contra las recién instauradas tiranías del puntofijismo, librada también en contra de la gran ofensiva imperial green-ga que pugnaba por el control de nuestros recursos energéticos, minerales y culturales.
La revolución cubana, ejemplo de dignidad, valor y aguerrido combate, inspiraba y apoyaba ideológica y políticamente a los movimientos revolucionarios en esta lucha de resistencia e independencia por la América bolivariana.
En 1973, Rodríguez convoca la creación de la Liga Socialista para el trabajo político en la masa. Encabeza las manifestaciones públicas, las denuncias de desapariciones y asesinatos –como el de Noel Rodríguez–; concentraciones y la gran marcha antiimperialista, que cruzó todo el país de Oriente a Occidente y de Norte a Sur, culminando en la gran concentración de Cabimas, ganando y haciendo ganar importantes elecciones sindicales y estratégicos centros estudiantiles.
Enfrenta a Carlos Andrés Pérez, a los Zuloaga, a los Machado, Mendoza, Branger, Delfino, Tinoco, Lauría y a toda la mafia concentrada en los negocios de la agroindustria, el modelo capitalista de carteles de la tierra para producción de ajonjolí y para el monopolio de la Polar.
En 1973, bajo el liderazgo de Jorge Rodríguez, la Liga Socialista asume la política del voto nulo como saldo organizador y crea la táctica de resistencia popular en la dispersa y casi exterminada lucha armada.
Con esto crea y funda una organización político-partidista que convoca a los diversos sectores de izquierda, que se debatían entre la clandestinidad y la legalidad, buscando elementos para la cohesión, para entrar así en una nueva fase de la lucha popular democrática, pacífica y social.
El 9 diciembre de ese mismo año el “voto nulo” obtuvo 196 mil 918 votos, 4,31% ante la maquinaria bipartidista colonial, lo que se convertiría en poco tiempo en la llamada “virtud burlada” de Antonio Negri, es decir, un combate de resistencia que en compañía de los otros ámbitos de lucha era un balance y equilibrio coherente y completo de batalla socialista ante el imperio, justo en esta tierra donde la burguesía internacional siempre apostó con todo al colonialismo y saqueo.
Este hecho se convierte en un elemento iconográfico para la revolución. Después de las dificultades, de la guerra o de la sublevación en armas, después del temor al fracaso, este hecho se levanta como un acto democrático capaz de convocar a todos los grupos organizados bajo una nueva estrategia democrática y pacífica para el futuro.
El cobarde asesinato de Jorge Rodríguez durante el criminal gobierno de Carlos Andrés Pérez termina configurando la trayectoria de vida de este valeroso soldado revolucionario.
El 25 de julio de 1976, Jorge Rodríguez fue asesinado en los sótanos de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog