miércoles, 2 de julio de 2014

ES QUE CON LA DERECHA REACCIONARIA. SI SOBRAN PRODUCTOS

Javier Del Valle Monagas Maita

      Es lógico que en una nación con un  pueblo cuyo poder adquisitivo es precarizado, donde los sueldos y los ingresos sociales  por pensiones sean disminuidos en cantidad y monto, los productos de una industria mediocre y dependiente sobren en los estantes de mercados, abastos y bodegas.  Simplemente el hambre forzada limitará las compras. Así funciona la ley del capitalismo. El que tiene compra.  El que no,  mendiga. Los poderosos arrebatan a los débiles. El libre mercado regula por precariedad. Cuando no hay dinero y los sueldos son reducidos, la demanda disminuye y entonces aparecen en el mercado las ofertas. De tal forma la guerra económica es a la inversa de la que se hace hoy contra Venezuela. El canibalismo se desata tentando al consumidor robotizado y acogotado por la propaganda engañosa, disminuido en proporción y capacidad a que compre tal o cual producto, en determinados sitios.
      La ley de oferta y demanda reguladora del mercado no es más que un calificativo simulado de una grotesca campaña por captar a las minorías con capacidad de compra. Así se alimenta también el egocentrismo convertido en clases sociales, donde esas minorías que se valen de cualquier recurso valido o no, para apoderarse de la poca riqueza que los capitalistas imperiales dejan en el país. El individualismo sustituye al colectivo. El que posee más poder, tienen más capital y arrebata lo poco que puede a las mayorías que menos tienen. Las materias primas de esas naciones son intencionalmente devaluadas y adquiridas por los monopolios industriales internacionales. El valor del trabajo es degradado. Mientras el precio de los productos finales o elaborados aumenta desmedidamente, haciéndose inalcanzables a las mayorías de ingresos precarios. Como es lógico deducir. A menor poder adquisitivo, mayor existencia de mercancía en el mercado.
      Detrás de esta locura absurda se esconde el egoísmo, la ambición y la maldad de unos pocos acaudalados ladrones y asesinos millonarios que para poder disponer de la mano de obra barata para sus industrias. Imponen a las mayorías precarias la necesidad de vender su esfuerzo laboral por miserias, solo para medio sobrevivir y hasta los ponen a competir por tan poca cosa.
     El estado mismo es reducido en su acción y hasta la concepción es sobreentendida a una minoría.  Entonces el gobierno y demás cuerpos del estado deben estar en manos de los avaros capitalistas quienes se apropian de las pocas riquezas que los colonialistas dejan. Esa es la razón actual por la cual los Machado Zuloaga, Pariscas, los Cisneros, los López Mendoza, los estupidos de la clase media alta, los politiqueros ladrones como Carlos Croes, Julio Borges, Ramos Allup, Ramón Guillermo Aveledo, etc., se baten en arremetidas contra un proceso político que ha dado al pueblo la oportunidad de tener lo que merece como venezolanos y por derecho.  Ese simple hecho aparentemente inocente y justo, exacerba a la oligarquía colonizada nacional.  Sienten que ese dinero es de Éllos y solo de Éllos, QUE EL PUEBLO NOTIENE DERECHOS SI NO A SER EXPLOTADOS Y EXPOLIADOS. En verdad el capitalismo es una forma macabra y perversa de esclavismo perverso.
      Nadie, absolutamente nadie, puede negar que en Venezuela el poder de compra del pueblo se haya multiplicado desde 1999 por muy alto porcentaje comparativamente, con lo que poseía durante la cuarta república.  Eso ha molestado a la burguesía. Sienten que pierden sus privilegios y por lo tanto la capacidad elitezca de consumo, viajes, vestimenta, salud, educación vivienda, etc. El orgullo enfermizo les induce desprecio hacia el pueblo, no conciben posible que las mayorías puedan vivir decentemente y tener oportunidades de superación garantizadas.
    Los mercados y supermercados (Central Madeirense, Cada, etc.), ofertaban productos exquisitos, carnes y pescados finamente presentados. Claro allí no podía ingresar el pueblo, por lo tanto no había peligro de contaminación social por lo que el caché que representaba ese privilegio daba ínfulas de superioridad a los enfermos acomplejados burgueses. Ahora que el pueblo puede comprar, esos mismos negocios presentan las mercancías de mala gana.  Ganan mas ahora, pero el odio hacia el pueblo les impide ver el beneficio económico de una economía  con capacidad de compra muy alta. Así se confabulan para esconder los productos y venderlos mas caros por la vía de la informalidad, deformando así la disponibilidad de productos para la economía popular forzando una cacería de productos básicos a precios de estafa. Haciendo de paso campañas de desinformación y acusando  de culpable a quien favorece al pueblo (El gobierno), promoviendo violencia, angustia. Conspirando con los poderes colonialistas imperialistas hasta para generar muertes absurdas de inocentes venezolanos.
      Es una realidad que donde la derecha y los empresarios pro imperio Sion yanqui gobiernan los pueblos sufren de escases de todo y se empobrecen, mientras son asesinados y reprimidos.  Desde alimentación, empleo, hasta de disposición de servicios básicos como educación, vivienda, energía, agua, salud, entre otros ¿No me creen?  Recuerden los gobiernos de AD Y COPEY en Venezuela. Pinochet y de Pinera  con la derecha en Chile.  O de Videla, Menen en Argentina.  De Vicente Fox o, Peña Nieto en México, de Ricardo Martinelli o Endara en Panamá.  Los Bush en USA. Solo los enfermos privilegiados burgueses son capaces de oponerse a la felicidad y superación de los pueblos…
CON MADURO ME RESTEO
(*)Abogado Con Patria
http://planetaenpeligro.blogspot.com/2014/06/es-que-con-la-derecha-reaccionaria-si.html
Sintonice todos los sábados de 7 a 9 pm “Información Al Desnudo” por 89.3 FM digital de nueva york
  Por favor ayude a difundir este blog  para enfrentar a la matriz des-informadora de la derecha. Dale me gusta al blog
Twitter: @Javier Monagas m
                                                                    VISITAhttps://www.facebook.com/LiberacionYAntiColonialismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog