miércoles, 28 de mayo de 2014

LA VERDAD DIFUNDIDA, NOS MANTENDRÁ LIBRES

Javier Del Valle Monagas Maita
     Hablemos claro.  El enemigo Sion yanqui escoge el escenario mediático como escenario de guerra contra sus objetivos militares y políticos  por que tiene o, cree tener la superioridad.  No creo sea solo asunto de  la capacidad de instrumentos a su disposición para tal fin. Si no de su estrategia de posicionar su opinión primero y por encima del enemigo, en una clara función de asumir la iniciativa a los fines de escoger el escenario y  el momento favorable. Eso denota una ventaja,  pues quien se defiende va a la zaga y por lo tanto sus argumentos y acciones son derivados del accionar del primero.  Es así, que quien asume el protagonismo,  tiene la ventaja de poder desvirtuar la verdad e imponer la suya aunque después ésta se caiga.  En política, el efecto  inmediatista es importante. Mas aun, si se tiene el poder de difundir los argumentos propios más rápido, eficiente y masivamente. Si a eso sumamos, la complicidad, la dependencia y el sometimiento a que se tienen sometidos a los pueblos del mundo. Nos encontramos un panorama que requiere de mucho esfuerzo y claridad de ideas para revertir los efectos demoledores del ataque contrario.  Dado lo complejo del mundo de hoy, donde lo interno de los países está relacionado muy fuertemente con lo externo.  Entonces las acciones internas también han de ir muy bien enlazadas con lo externo.  De tal forma que aun sin poseer grandes medios internacionales de difusión de la verdad. Ésta, puede ser expresada primeramente al mundo por los canales diplomáticos de los países con los cuales se tienen relaciones, pues no hay que olvidar que esas relaciones son una expresión de amistad y de acreditación para la defensa de los intereses  de ambas naciones.
      Las embajadas se tienen que convertir en una maquinaria de difusión muy amplia de los quehaceres del país. Incluso tenemos que adelantarnos a los movimientos enemigos.  Hay que ocupar a los cerebros prácticos que comulgan con el proceso revolucionario, en generación de información y matrices positivas del país y multiplicar sus alcances más allá de los  límites del país y de las embajadas. Movilizar a los aliados del mundo, diseminar nuestra verdad a cada instante, manteniendo nuestro verbo limpio y sin complejos, reconociendo lo que somos, lo que queremos y por que.  No es lógico en términos normales, que los pueblos bien informados sean hostiles a las luchas que den reconocimiento a otros pueblos. Desde cierto punto de vista, es una forma de promover la solidaridad de clases. Y las clases populares (trabajadoras, estudiantiles y productoras del campo), son mayorías.
     Buena la estrategia interna del presidente obrero Nicolás Maduro de difundir en cadena nacional los sucesos educativos, científicos, productivos, económicos, sociales y políticos de relevancia nacional. Es una forma inteligente de enfrentar las matrices des informativas del enemigo o,  esas acciones egoístas de esconder todo lo bueno y resaltar, hasta la magnificación lo malo.  Pero lamentablemente esas cadenas solo arropan con efectividad al campo interno del país y un pequeño espacio del exterior. 
     En Venezuela disponemos de un importante volumen de revolucionarios que tienen acceso a la red internet. Es importante entonces, preparar estrategias técnicas y de educación para darle un mayor beneficio a esa gran masa de usurarios, a los fines de que se difunda nuestra verdad, que se sea concreto, concisos o específicos en el uso de esa herramienta en los medios sociales ¿Por qué lo digo?, veo en el Facebook por ejemplo, como es mal utilizado el medio con cosas banales, de contenidos vacios y hasta jactanciosos, que van más hacia el ego y lo vacuo, sin aportar nada constructivo ni que refleje la realidad de nuestro proceso, o contribuya a desarrollar una campaña positiva a favor de nuestro proceso. Es decir no se aprovecha una oportunidad tan grande para expresar lo que es cierto. Incluso más bien noto como repiten hasta la saciedad las matrices enemigas. Primero buscan las mentiras del enemigo, las proyectan y después tratan de desmentirlas. Pienso yo, que lo ideal es decir lo bueno de lo nuestro, y que lo malo que otros digan, solo tomarlo en cuenta, cuando específicamente se nos pida una respuesta, para despejar dudas. No repitamos sus mentiras, para aclarar nuestras verdades. Solo digamos nuestras verdades. Eso si denunciemos sus crímenes, errores y malicias, eso es parte de nuestra verdad.  Puse el “face” solo como ejemplo, pero todos los medios de la web, son importantes, incluyendo mails, twitt, instagram, etc. Un buen ejemplo de esa iniciativa organizativa y propulsora es la que desarrollan Mario Silva, el Profesor Arenas, lo que hizo el eterno líder Chaves con Chávez Candanga, como lo hace el presidente obrero y obrerista Maduro y muchos de sus ministros y funcionarios de gobierno. Recordemos, somos muchísimos. Dispersos, no hacemos peso. Unidos, derrotamos al mundo…
(*)Abogado Con Patria

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog