sábado, 1 de junio de 2013

TRES CAMPAÑAS Y UN DEBATE

1.      CAMPAÑA UNO: COSTA RICA AGOBIADA

Recientemente recibí  la siguiente invitación de una corresponsal, y me parece que vale la pena compartirla con todo el que se pueda, pues el tema es de extrema gravedad y de alcance universal.
Hace parte del destino de países parias que nos ha trazado el Neoliberalismo, con la intención de arruinarnos y convertirnos en otros Haití. 
Es algo particularmente doloroso hablando de la Suiza latinoamericana, de la que todos nos hemos sentido orgullosos, pero que en manos de los agentes del Imperio, como la funcionaria de USAID, Laura Chinchilla, está perdiendo sus esperanzas y avanza precipitadamente al caos debido al saqueo inmisericorde y criminal de sus selvas y los recursos naturales que albergan, incluyendo una maravillosa variedad de especies amenazadas de extinción.

Aprovechando la bajeza de los politiqueros, el Neoliberalismo se ha dedicado a impulsar e imponer ofensivas depredadoras disfrazadas de caminos de progreso.
Tal es el propósito y significado de los tratados de libre comercio y las alianzas de países dirigidas a conformar mercados atractivos y de fácil explotación conjunta por las corporaciones extranjeras.  Para consolidarlos, éstas sobornan lacayos arribistas e inescrupulosos, apurados en negociar los recursos naturales ante los potentados arrogantes y saqueadores, independientemente de que sean usanos, alemanes, españoles, rusos, canadienses o chinos.
Dicho pactos desiguales, que arruinan las economías domésticas ajenas al capitalismo, constituyen otras herramientas del Neoliberalismo para despojarnos legalmente, a cambio de prebendas para los vendepatrias y de hambre y desolación para las comunidades ancestrales, tan independientes y capaces de sobrevivir armónicamente con la Naturaleza en una economía sostenible refrendada por miles de años. 
Desgraciadamente, considerando la fragilidad de sus métodos de intervención del respetado medio ambiente, estas comunidades ejemplares son impotentes frente a la ofensiva criminal de las multinacionales que amenazan con acabar la biosfera. 
Y lo están logrando en poco más de 200 años de capitalismo social y ecológicamente irracional, acudiendo a máquinas herramientas cada vez más grandes y nocivas.  Igualmente se valen de políticas abiertamente criminales, que poco pueden relacionarse con la producción de bienes y servicios orientados a brindar bienestar a los consumidores.  Su efecto evidente es destructivo y mortal, sin atenuantes ni justificaciones.

Es lo mismo en Colombia, Perú, México, Chile, Argentina, Brasil, Ecuador, Uruguay, Bolivia, Venezuela… y en todo el Mundo, pues la ofensiva sionista es definitiva y radical.  En consecuencia, o los vencemos o perdemos toda esperanza.
Los potentados juicio finalistas saben que si no aprovechan el poder que han adquirido, circunstancial y temporalmente, sobre gobernantes de todas las ideologías, fundamentalmente por la relevancia social y la capacidad de sobornar alcanzadas por los banqueros sionistas en la economía financiera o artificial, los pueblos pueden frustrar su aventura apocalíptica.
Por tanto, la participación de quienes se interesen en la protección de los suelos y las aguas, constituye una manera de ejercer la democracia directa a nivel global contra un atentado regional que nos afecta a todos, y que se agrega a muchos, muchos más, todos graves e imperdonables.
Representa una nueva manera de ejercer el gobierno de los pueblos, que está dando resultados, y que puede inspirar muchas otras, como las de las campañas dos y tres, por ejemplo. 
O como la errática y desesperada campaña de los ciudadanos aislados e impotentes, que acuden a soluciones individuales tan dramáticas como las de los jóvenes que atacan soldados europeos, en Londres y Paris,  para vengar los crímenes que éstos han cometido como integrantes de los ejércitos invasores de países musulmanes. 
Desgraciadamente, suele tratarse de muchachos igualmente víctimas de la codicia de los integrantes del Nuevo Orden Mundial que no temen sacrificar a su propia población, buscando despojar a los países de sus riquezas tanto como estimulando la guerra apocalíptica de civilizaciones entre sus diversas poblaciones, para darle gusto a Yahvé.  DBP.

Costa Rica Record Mundial en Consumo de Veneno!

Cada nueva persona que firma fortalece nuestro llamamiento a la acción. Por favor, toma un minuto para compartir este vínculo con todo el mundo:
Logremos juntos un cambio.

---
Aquí está la petición para que la reenvíes a tus amigos:
Costa Rica, récord mundial en consumo de veneno.
Soy ciudadana de Costa Rica, uno de los países con mayor número de casos de cáncer de estómago en el mundo. El World Resource Institute (WRI), un prestigioso organismo domiciliado en Washington, ha ubicado a Costa Rica como primer país del mundo en uso de agroquímicos, con un alarmante récord de 51 kilogramos (kg) de ingrediente activo por hectárea (Ha) agrícola por año.
Pero más preocupante aún que los volúmenes de tóxicos que expresan esas cifras, es la tendencia: Costa Rica, que no es productor de agroquímicos, los ha venido importando desde la década de 1970 a un ritmo creciente y acelerado, que no se corresponde con la expansión de la frontera agrícola.
Puesta en números, la gravedad de la situación se hace más evidente: en 1977, con unas 345.000 hectáreas dedicadas a la agricultura, el país importó 2.800 toneladas de plaguicidas. En el 2006, con unas 451.000 hectáreas sembradas (30.7% más de territorio), la importación de esos productos llegó prácticamente a las 12.000 toneladas (328% más de agroquímicos).
Se ha determinado que muchos niños en las poblaciones investigadas en la región de Talamanca (Amubri y Shiroles) presentan significativas concentraciones de sustancias tóxicas en la orina, particularmente de etilenotiourea (etu), que es un metabolito del Mancozeb.
Las pruebas de laboratorio se han realizado en la universidad sueca de Lund, que está asociada con el proyecto de investigación.
“Se ha podido establecer que los niños (en esos cantones) están altamente expuestos a ese y otros plaguicidas y hay una asociación entre esa exposición y su desarrollo neurológico… Los más altamente expuestos tienen más problemas para aprender, son más lentos y también más inquietos”, detalló Barraza.
En Matina se ha encontrado un alto contenido de manganeso (uno de los componentes del Mancozeb) en el cabello de las mujeres embarazadas que participan en la investigación, lo que hace suponer que también los fetos podrían estar expuestos al tóxico, puesto que este es fácilmente absorbido por la placenta.
Los riesgos no se limitan a un problema de aprendizaje. Estudios realizados en diferentes países han llegado a la conclusión de que la exposición prolongada a esas sustancias tiene efectos cancerígenos, teratogénicos y mutagénicos, que se hacen perceptibles con el tiempo.
Estudios recientes del Laboratorio de Análisis de Residuos de Plaguicidas, de la Universidad de Costa Rica, reflejan la presencia de sustancias como diuron, bromacil y triadimefón, en fuentes de agua en varias comunidades del Caribe y la zona norte. Estas sustancias son precisamente las que usan las empresas dedicadas a la producción de piña de exportación.
El agua de estas fuentes es distribuida por los acueductos locales para consumo humano.
Además, los tóxicos quedan residualmente en los suelos y están presentes en los productos vegetales que consumen las personas y que se venden en las ciudades sin ningún control previo sobre los grados de contaminación.
Algunas comunidades del país han empezado a cobrar conciencia de los riegos a que se encuentran expuestas y están dando luchas puntuales para que se establezcan controles rigurosos e incluso se suspendan las actividades de aquellas empresas que no garanticen la protección del ambiente.
Sin embargo, la respuesta del Estado frente a estas demandas de las comunidades es aún débil.
Una fuente del Ministerio de Salud en la región del Caribe consultada sobre el tema -la cual pidió el anonimato-, admitió que de parte de esa dependencia no existe ningún tipo de control sobre el uso de agroquímicos, los métodos de aplicación, ni medidas para proteger a los vecinos de las grandes plantaciones.
Lo único que hace una oficina de ese ministerio es llevar un registro de los casos de intoxicación que son reportados por los hospitales de la zona. Sin embargo, dijo que este año no se había reportado ningún caso, lo cual a su parecer resulta bastante extraño.
ALGUNAS CIFRAS DE IMPORTACIONES
- La cantidad de plaguicida importado por cada habitante de Costa Rica (en 2006) es de 2,67 kg.
-La cifra por habitante agrícola es de 6,5 kg de ingrediente activo.
-Por trabajador agrícola es de 47,13 kg de ingrediente activo. Si se reduce a esta cantidad el porcentaje de agroquímicos reexportados, la cantidad es 35,3 kg.

Los cinco agroquímicos más usados (1977 -2006)*

Producto Kg.i.a.(**) % del total
Mancozeb 47.800.998 25.8
Clorotalonil 14.330.793 7.7
Tridemorf 7.085.685 3.8
Maneb 2.006.199 1.0
Propineb 1.359.887 0,7
*Fuente: IRET
(**) Kilogramos de ingrediente activo
Por este medio les pido de corazón que ayuden al pueblo de Costa Rica a crear presión al gobierno costarricense sobre el uso excesivo de agroquímicos, que poco a poco no solamente dañan la salud del hombre, sino que también destruye los suelos y contaminan las fuentes de agua consumidas por los ciudadanos. AYUDA POR FAVOR!!!!!!!!!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog