sábado, 25 de mayo de 2013

¿QUÉ HACER?

Darío Botero Pérez





CONTENIDO

1/4       Depredación gratuita. 12/4       Retos vitales del fanatismo. 33/4       Ágora Virtual Global 54/4       Indignados avanzados. 6

“Rajoy y su equipo,
desde el primer momento de su gobierno,
han hecho todo lo contrario de lo que prometieron
 en su campaña política”
Anexo “Miguel Guaglianone-El colapso europeo”


1/4    Depredación gratuita
¿Qué se necesita para castigar a unos criminales que, en Belice, impulsados por su pragmática ambición alimentada por un egoísmo enfermizo, indudablemente degenerado, han destruido una pirámide de más de 2.300 años de antigüedad para usar sus materiales como relleno para la carretera que están construyendo, sin importarles los costos colaterales, tan evidentemente inmensos e irreparables como los causados por las plataformas petroleras o por la destrucción de selvas y la extinción de especies por todo el orbe?


Así de bestiales, perversos e insensibles son todos los enceguecidos por la codicia, para quienes, aparte del poder capaz de arrasar con todo, no hay nada superior al dinero; de modo que son capaces de cualquier crimen, traición e impostura por obtenerlo. 

Ante su necesidad de medrar con las mentiras convencionales que les conceden tratos especiales a los adinerados y desprecian a quien no posea el llamado excremento del demonio, a los mediocres ambiciosos les es indiferente que ahora se trate de un concepto que carece de valor real, en las monedas y divisas corrientes (o en circulación), como cualquier papel basura negociado en los casinos que son las bolsas de valores.

Y de tal calaña son no sólo los pequeños arribistas cotidianos que afrentan  a la especie humana confundiendo dinero con grandeza, y hasta utilizando, engañando y expropiando a sus familias, incluida la propia madre. También lo son y lo han sido persistentemente las mayorías de gobernantes en las sociedades dominantes en la Historia, que han apabullado a las mansas, pacíficas, laboriosas, decentes y productivas… 

Por fortuna, algunas de éstas, gracias a que rechazan la violencia como criterio de supervivencia y se fundan en la solidaridad y el respeto a todos sus miembros, suelen ser tan fuertes que han logrado evitar su extinción, para complacencia de las generaciones amantes de la Vida que hallan en ellas auténticos modelos de sobrevivencia sostenible y honorable, fundada en la igualdad y la dignidad intrínsecas a los seres humanos.

Convertida en hábito para los codiciosos -involucionados y estériles para la creación, pero excepcionalmente hábiles para la ilusión, el engaño y la estafa-, su depredación deliberada, estúpida, suicida e inconsciente  de la Naturaleza y las obras humanas constituye una actitud criminal típica de los capitalistas individuales, quienes, en sus cálculos de costos, para maximizar su utilidad sólo tienen en cuenta lo que les conlleve erogaciones de sus propios fondos y de los que les presten los financistas. 

Pero los tienen sin cuidado los costos antropológicos, sociales, biológicos y ecológicos de sus aventuras depredadoras, disfrazadas de empresariales y comerciales; siempre y cuando no tengan que pagarlos, así sean incalculables.


¿Es posible que la Humanidad siga tolerando a los criminales potentados que degeneran la economía al impedir que los progresos productivos  beneficien a todos los hombres, mientras destruyen la biosfera y someten a los creadores de riqueza a la lucha mortal de clases entre burgueses y proletarios, propia del capitalismo y sus demás manifestaciones de degeneración social, filosófica, política y económica, expresadas en el mortal consumismo, actualmente, pero que son el hilo conductor de todas las sociedades vencedoras en la desastrosa Historia, cuyos mecanismos letales tan bien supo identificar Carlos Marx?

Abusando de las recetas neoliberales que desprecian a quienes no son potentados mientras a éstos les conceden toda clase de privilegios, como cederles la soberanía monetaria de las naciones con las consecuentes expropiación y depredación de su medio ambiente en pago de espurias deudas crecientes, según le exigen actualmente a Irlanda buscando enajenarla de sus bosques nacionales para pagar unas cuantas semanas de intereses de la deuda pública; es válido y urgente preguntarse si ¿podemos seguir admitiendo que los astutos banqueros los arruinen a todos, destruyendo y envileciendo sindicatos, matando sindicalistas y arrebatándoles a los trabajadores y demás ciudadanos ajenos a los potentados sus conquistas sociales, fruto de luchas sangrientas y valerosas, mientras a los pequeños y medianos empresarios, libres e independientes, los expropian de sus entables productivos mediante un manejo económico caduco, perverso, oneroso y hasta confiscatorio, tanto el atribuible  al crédito como el que se debe a los impuestos que les decretan los gobernantes traidores de las patrias?

No obstante, en su aberrada concepción de la realidad social degenerada que les permite brillar por sus personales miserias, los gobiernos de lacayos prefieren asignarles el pago de los impuestos, mayoritariamente, a los consumidores aislados e indefensos, mediante el cobro del IVA y de la retención en la fuente de sus ingresos por contribuciones fiscales que, legalmente, por lo general, no les corresponde pagar, según la economía política clásica, debido a su nivel socio-económico vulnerable. (Ver anexo Miguel Guaglianone-El colapso europeo)

2/4    Retos vitales del fanatismo
Sin dudas, ninguna autoridad establecida está en condiciones de -ni tendría interés en- detener, castigar y prohibir las hecatombes que han puesto en marcha los potentados, inspirados por las profecías apocalípticas compartidas por los abrahámicos.  A saber, por los sionistas, los cristianos y los musulmanes. 

Los últimos, en particular, siguen apabullados, enfrentados mutuamente y alienados hasta el delirio irracional por sus líderes genocidas, tan santones, irreductibles y sanguinarios como cualquier sionista de origen levítico convencido de que puede matar impunemente no sólo a palestinos inermes sino a los pacifistas que los apoyen, así sea en aguas internacionales, como hizo Benjamín Netanyahu en 2010 con su demencial, inolvidable e imperdonable ataque a la “Flotilla de la Libertad” en el Mediterráneo. 

O como cualquier cura católico, presunto defensor de la Vida pero dispuesto a asesinar, para mayor gloria de su dios, el denostado dios del amor, a quienes no compartan sus creencias, mientras se complace abusando sexualmente de impúberes de cualquier género, sobre todo del que usa testículos. 


Enterrar la Historia que a los canallas les ha facilitado gobernar a los dignos crédulos, es una tarea trascendental que sólo puede surgir de la autoridad auténtica; o sea, de la que proviene del ejercicio popular del poder mediante la única forma posible de hacerlo.  Esto es, convocando y atendiendo debidamente la participación libre de cualquier ciudadano que resuelva intervenir; sin admitir que alguien se atribuya el derecho exclusivo a opinar y decidir por otros, aduciendo su falsa y cínica condición de representante o delegado especialmente dotado para suplantar al prójimo. 

Dada la evidente corrupción de todos los gobiernos, independientemente de la ideología que profesen, y considerando el actual grado de desarrollo técnico-científico, que nos aporta las condiciones objetivas para establecer sociedades planas, justas, equitativas e igualitarias; quien siga insistiendo en su condición de representante de los demás debido a su presuntamente asombrosa, escasa y especial condición personal de politiquero profesional, hábil para manejar el poder con toda la corrupción y competencia necesarias, no pasa de ser un detestable y caduco impostor propio de la falaz democracia representativa, auténtica caricatura, aunque ingeniosa, de la verdadera democracia.

En consecuencia, la solución corresponde únicamente a la Democracia Directa. 

Esto significa que cada uno tiene el derecho innato e inalienable de aportar al debate tanto como de presentar y de tomar partido por las propuestas que más se ajusten a sus expectativas y mejor defiendan sus intereses personales. Pero nadie lo tiene para atentar contra derechos ajenos; ni ninguno está obligado a amilanarse y subyugarse ante soberbios convencidos de que poseen el extraño, raro e inexplicable privilegio de suplantar y manipular a los demás.

La superación de la Historia sólo puede alcanzarse por métodos inéditos en las sociedades piramidales que la caracterizan, concertados libremente por el concurso y la discusión crítica de todas las propuestas.  Éstas serán hechas por los ciudadanos atenidos a su conciencia en vez de a órdenes o directrices de partidos y caudillos, así éstos arguyan un origen celestial o se expresen como asesinos invencibles y absolutamente despiadados

Los métodos verdaderamente democráticos provendrán de los habitantes de la aldea Global que voluntariamente decidan ejercer su soberanía personal y su individual cuota de poder; que no le cederían a nadie pero que los verdaderos demócratas compartirán con todos sus semejantes.

Tal actitud marca el final de la falaz democracia representativa.  Ésta será sustituida, competente y totalmente, por la verdadera democracia, la única posible, la directa, en la cual cada ciudadano vale por uno, no por cero ni por varios ni, mucho menos, por muchos o hasta por todos, siendo esta megalomanía la que caracteriza a los enemigos comunes.

3/4    Ágora Virtual Global
Aunque parezca una fantasía que a nadie se le había ocurrido, pues fue algo realmente impensable -apenas un atributo de la divinidad, conocido como ubicuidad, se le parece-, el Ágora Virtual Mundial es una realidad objetiva.  Constituye, para efectos de ciudadanía y civilización, una conquista humana muy superior a la plaza pública griega donde Pericles y sus iguales dirimían los asuntos públicos atenidos a su personal capacidad para perorar.

En vez de torneos de oratoria entre los ciudadanos -de los cuales estaban excluidos los esclavos y muchos individuos más en la meritoria pero incipiente democracia ateniense, cuyas formas circenses tanto se esmeran por imitar los parlamentos de corte liberal en su desespero por justificarse y legalizarse ante el pueblo al que pertenece el poder, que, dada la ignorancia en que suelen sumirlo, cedía fácilmente ante demagogos inescrupulosos-, mediante las redes sociales y demás facilidades ofrecidas por las tecnologías de la informática y las telecomunicaciones, cualquier ser humano actualmente puede participar con conocimiento de causa y capacidad para aportar, tanto local como globalmente, en los temas de su incumbencia que dependan de colectivos o grupos de ciudadanos. 

O sea, que sean asuntos públicos sobre los que nadie puede arrogarse el privilegio exclusivo a decidir; aunque esta impostura abusiva es la costumbre de la falsa democracia representativa (o liberal) en las sociedades piramidales establecidas por la burguesía triunfante frente al feudalismo, tan opresoras y anuladoras de las mayorías como cualquier régimen totalitario. 

Históricamente, en tales sociedades los politiqueros gobernantes proceden afectando impunemente los derechos y los intereses ajenos, sometiendo a los débiles a leyes injustas -elaboradas por lacayos bien posicionados- para defender privilegios intolerables de los inmunes, megalómanos, cínicos y mediocres amos sociales.


Para fortuna de las generaciones contemporáneas, las tecnologías modernas de la teleinformática conforman el mecanismo idóneo para ejercer la verdadera democracia en términos de igualdad de oportunidades para todos; con las altura y suficiencia necesarias para que el  debate fructifique y se enriquezca sin cortapisas ni tergiversaciones maliciosas, ni limitaciones arbitrarias y tendenciosas en las fuentes de información, ni timideces o enfrentamientos de personalidad que cohíban los aportes individuales; de modo que la toma de decisiones sea los más amplia y esté lo mejor fundada posible.
 A pesar del patetismo plutocrático y apabullante del “Gran Hermano” concebido por los enemigos comunes y sobre el cual George Orwell nos advirtió con suficiente claridad y antelación -o, tal vez, gracias a estas advertencias prematuras-, el control cotidiano y omnipresente de la población por los potentados se puede considerar suficientemente compensado con la autonomía soberana adquirida por el individuo consciente, superviviente en medio del consumismo suicida estimulado y supervisado detallada y permanente por los poderes establecidos. 

Está aislado físicamente pero integrado libre y espontáneamente a nivel global con seres igualmente libres y dispuestos a cambiar la sociedad democráticamente y en todo el Mundo. 

De esta manera, cada uno decide libremente, ante su conciencia, si se convierte en un ciudadano idóneo de la Aldea Global, o si continúa cediendo sus derechos a los politiqueros profesionales para defender los de los enemigos comunes dedicados a causar el juicio Final.

4/4    Indignados avanzados
En estas circunstancias, la Primavera Árabe continúa reivindicando la dignidad humana mediante multitudinarias manifestaciones en Túnez y Egipto; los sirios no desisten de luchar aunque su causa cada vez está más penetrada por intereses imperialistas repugnantes*; y los europeos (como en Portugal y España) maduran políticamente a un ritmo bastante saludable para las fuerzas de la Vida, desenmascarando a los enemigos comunes y exigiendo castigo para los banqueros ladrones y los politiqueros corruptos e impunes, ahora premiados por sus crímenes sociales, económicos y ecológicos contra la población y el medio ambiente.

En el ámbito latinoamericano, sobre todo en Venezuela, Chile y Bolivia, y se espera que en Colombia se fortalezca cada vez más a medida que la sociedad civil se apropie de su soberanía, aunque es algo que no es ajeno a ningún país; actualmente ofrece un punto álgido el meridiano de las conquistas antropológicas indispensables para superar la Historia e inaugurar una era de paz, justicia y plenitud vividas en sociedades planas, ricas, racionales, solidarias, decentes y respetuosas de la Naturaleza; verdaderamente democráticas. 

Este nuevo ciclo antropológico se inició con la ejemplar auto inmolación de Mohamed Bouazizi en Túnez, en diciembre de 2010, dando pábulo para una manifestación creciente de inconformidad antisistema por todo el Mundo, expresada por una población cada vez más consciente e independiente, lo cual tiene aterrados a los politiqueros, a los formadores y orientadores de opinión y a sus amos potentados. 

Todos los farsantes gobernantes y sus huestes de mediocres despiadados están demostrando que son muy inferiores a los pueblos que engañan y apabullan pero que ya están resueltos a recuperar el ejercicio del poder que les pertenece. 

Los enemigos comunes ven con desazón cómo se les diluye y escapa el poder que, ideológicamente, han canalizado a través de los mass media privados tanto como de iglesias, de milicias, de sociedades secretas y de partidos piramidales, auténticas estructuras autocráticas cada vez más desacreditadas, desenmascaradas y repudiadas por las multitudes. 

Éstas, crecientemente, se niegan a seguir siendo utilizadas como masas amorfas dispuestas a cometer cualquier crimen que les exijan sus amos amorales y ambiciosos.


En concreto, sabemos que la república hermana de Venezuela está amenazada estratégicamente por la derecha internacional con un conflicto interno violento, que impida consolidar y extender más la llamada Revolución Bolivariana.

El primer paso craneado por los enemigos comunes es tratar de dar un “golpe de Estado” que polarice todavía más a una población desahuciada pero no incapacitada ni totalmente alienada por los cantos de sirena de la derecha internacional decidida a causar una “guerra civil”. 

Por fortuna, la torpeza de los potentados cada vez es más patética y su desespero más evidente, en la medida en que constatan cómo las masas amorfas y fanatizadas devienen en multitudes conscientes, deliberantes y actuantes, poco dispuestas a seguir engañadas y cada vez más resueltas a tomar las riendas de su destino común y castigar a quienes lo deforman (Ver anexo “BUENO, PERO QUE ESPERABAN, ¿FLORES? SEÑORES ES UN LUCHA DE CLASES  Y LA BURGUESIA MUEVE SUS PIEZAS”)

Geoestratégicamente, los potentados decrépitos, belicosos y desesperados esperan que la confrontación interna planeada para Venezuela contribuya a crear inestabilidad en la región -como lo ha intentado con tanta vehemencia el ex dictador impune, Álvaro Uribe Vélez, desde que ocupó ilegalmente la presidencia de Colombia; y continúa haciéndolo la prensa al servicio de potentados como Ted Turner (CNN) y Carlos Ardila Lule (NTN24, RCN), estimulando una caterva reaccionaria bastante tendenciosa, que  no tiene inconveniente en auto calificarse de demócrata para denunciar las elecciones venezolanas -cuyo sistema electoral dice James Carter que es ejemplarmente confiable a nivel mundial-, pero que calla insistentemente ante el evidente fraude cometido, con total cinismo, por las derechas paraguayas a la vista de todo el Mundo.

Derrotar la democracia verdadera y entregarles las riquezas de nuestros territorios a las corporaciones transnacionales, constituye la gran misión de las derechas latinoamericanas que el notable arribista Uribe Vélez trató de representar como el gran iniciado regional en los secretos del Nuevo Orden Mundial… 

Su detestable objetivo lacayuno -que le mereció ser nombrado por la ONU como miembro de la comisión absolutoria creada con la complacencia del sionismo para justificar el genocidio de Israel contra la Flotilla de la Libertad- es aportar a la causa sionista de la tercera guerra mundial, que tanto les urge a los potentados para eludir los castigos que les merece su pésima dirección de las autocráticas y consumistas sociedades agonizantes.

Dicha perversa orientación bélica y arrasadora, aunque los encargados de difundir la desinformación lo nieguen, obedece a una conspiración milenaria claramente expresada en la Biblia.  Ahora, según creen lo sionistas, está casi triunfante, a punto de volverse invencible, si somos inferiores al deber de evitarla superando la detestable Historia y deshaciéndonos de quienes han posado de dirigentes, verdugos y estafadores de los demás.


Afortunadamente, en el caso venezolano se trata de un pueblo suficientemente fogueado y maduro -gracias a los oficios de Rafael Hugo Chávez Frías, cuyo espíritu ha sido heredado por los desamparados de la Tierra y no sólo por Nicolás Maduro-, de modo que puede ser capaz de evitar el fratricidio por razones ideológicas, exacerbado por corruptos de todas las tendencias interesados en seguir medrando a la sombra de los atrasados debidamente fanatizados.

Dadas estas condiciones, el pueblo llano está llamado a cumplir un papel pionero en la creación de estructuras de poder popular realmente democráticas, que identifiquen y castiguen a, y prescindan de, los politiqueros tradicionales, siempre corruptos -sin importar la ideología con que se encubran- y encargados de suplantar a los ciudadanos en el ejercicio libre del poder, que les pertenece con exclusividad a todos pero a ninguno en particular. (Ver anexo “Anibal Ortizpozo - Legado también es lo que falta por hacer”)

En vez de caer en las trampas de los potentados decadentes, polarizando sus posiciones alrededor de falsos caudillos -como nos ha sucedido a los colombianos víctimas de la oligarquía liberal conservadora que mató a Jorge Eliécer Gaitán el 9 de abril de 1948, generando una guerra civil de más de sesenta años, exacerbada por los caciques de ambos partidos tradicionales y que la derecha mafioso-neoliberal, tan dilectamente representada por el ex dictador impune, Álvaro Uribe Vélez, se opone a que termine-, a los venezolanos, suficientemente empoderados y aprovechando un gobierno que dice apoyar al pueblo, les corresponde el honor de empezar a gestar las instituciones democráticas que recuperen el poder popular de las manos de los politiqueros, todos corruptos o en camino de corromperse a la primera oportunidad, quienes, históricamente y en beneficio propio y de los potentados, se lo han arrebatado a los ciudadanos.

Ya los pueblos no están para caer en las manidas maniobras con que los neoliberales inhumanos tumbaron a Salvador Allende en 1973, va a hacer 40 años el 11 de septiembre.  Frustraron el proyecto de “Vía Pacífica al Socialismo” aprovechando al arribista incondicional Richard Nixon, el que negó la convertibilidad del dólar por oro y demonizó el consumo de alucinógenos para convertir en parias a los países subyugados por el imperio decadente. 

Sus pasos de abyecto irreductible los está recorriendo el pusilánime elocuente, Barak Obama, un auténtico impostor que tuvo la oportunidad de transformar la sociedad desde 2009, aunque sólo hubiese procedido a la conversión energética de los automotores aprovechando la nacionalización de la General Motors, pero que está subordinado a la Continuity of Government, de modo que no tiene más remedio que acatar las órdenes que le den los potentados sionistas y wasp; y aún así corre el riesgo de que lo tumben antes de 2016.

No obstante, la derecha sionista insiste en aplicar las mismas fórmulas neoliberales en Venezuela, como lo ha venido haciendo desde hace tiempo en todas las neoliberocolonias, que ahora también incluyen países del centro europeo y no sólo a los del tercer mundo (Ver anexo “LA MENTIRA DE LOS IDIOTAS”). 

Para profundizar su saqueo y consolidar su traición a la Vida, cuenta no sólo con los vendepatrias internos, representados por Henrique Capriles Radonski pero agazapados en todos los partidos, sino con las huestes de discriminadores inescrupulosos, saqueadores y asesinos, aliados en el Mundo entero y convocados por el abrahamismo juicio-finalista para cumplir el macabro mandato de Yahvé. 

Buscando derrotar el régimen popular antes de que se depure y fortalezca mucho más, como inevitablemente tendrá que hacerlo si aspira a consolidar la revolución iniciada por Chávez, los oligarcas desesperados están cocinando pactos con los cánceres de la Humanidad, causando desabastecimientos artificiales, protagonizando cacerolazos, promoviendo protestas de los privilegiados sociales, saboteando la economía y estimulando la inestabilidad social.


Lo que corresponde tras tantas experiencias nefastas del s. XX -y las condiciones en Venezuela son altamente propicias para ello-, es que los electores divididos, en vez de enfrentarse entre sí para complacencia de los potentados que se esmeran en conseguirlo, se reconcilien como hermanos sometidos a las mismas amenazas, traiciones, tragedias y desgracias, tomando distancia de cualquier caudillo artificial e innecesario y desenmascarando a todos los vendepatrias (tanto a los reaccionarios como a los “revolucionarios”), para dedicarse a ejercer democráticamente el poder que les pertenece a todos y que las mayorías beligerantes habrán de impedir que se sigan apropiando los politiqueros de cualquier pelambre, cínicos burladores de todos los electores.

La salida es clara, pero el plazo para implementarla es cada vez menor.  Si no alcanzamos pronto la masa crítica necesaria, es posible que los enemigos comunes se salgan con la suya, algo que nos afecta a todos y deja sin futuro a las generaciones jóvenes.

Se trata de un asunto trascendental que depende de los individuos conscientes de la Aldea Global, reunidos en multitud virtual y deliberante que rechaza ser tratada como masa informe, ignorante, supersticiosa, sumisa y moldeable a voluntad de los potentados. 

Por fortuna, ese camino libertario lo están recorriendo los ciudadanos soberanos con conciencia, valentía, pasión, lucidez, empeño, independencia, amplia información, rechazo a prejuicios, desenmascaramiento de impostores; con interés y compromiso personales, en síntesis. 

Están trazando una ruta que habrá de iluminar a -y ser enriquecida por- las multitudes conscientes de todo el Mundo, que se niegan a seguir siendo tratadas como masas maleables, incapaces de dimensionar los males que les han decretado y de impedir que sigan abusando de ellas.  Una vez empoderadas van entendiendo y demostrando que son invencibles; y los farsantes potentados lo saben.

¡Tú puedes compartirlo; es tu derecho, no permitas que te lo sigan arrebatando! 

Al menos, deja de eludir tu responsabilidad buscando politiqueros come-pecados que te liberen de tu conciencia y te eximan de cumplir tus deberes sociales y políticos mientras te esquilman.

¡El Mundo es para los mansos dignos, valientes y empoderados, no para los mensos cobardes, ignorantes y pusilánimes!

Anexos:
1.                Miguel Guaglianone-El colapso europeo  
2.                SIRIA: LA CARRERA DEL ORO NEGRO
3.                BUENO, PERO QUE ESPERABAN, ¿FLORES? SEÑORES ES UN LUCHA DE CLASES  Y LA BURGUESIA MUEVE SUS PIEZAS
4.                Anibal Ortizpozo-Legado también es lo que falta por hacer
5.                LA MENTIRA DE LOS IDIOTAS.  
---------
* SIRIA: LA CARRERA DEL ORO NEGRO
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog