miércoles, 22 de mayo de 2013

No es mi enemigo, es mi hermano, tiene errores, tiene aciertos pero cree en lo que yo creo

Javier Del Valle Monagas Maita (*)
     Si hay algo que es propio de las mentes revolucionarias es la capacidad crítica. Esa capacidad nos hace alertar sobre fallas o sobre mejoras posibles en el desarrollo de los procesos. Es esa misma condición la que nos hace tomar posiciones de vida en contra de las injusticias de los depredadores, de los explotadores que atentan contra la humanidad, contra la vida, contra la naturaleza.  Pero además de eso. Los revolucionarios, los hombres y mujeres con dignidad, respeto y auto estima sabemos  ser fieles y solidarios con compañeros de ideología, mas allá de las pequeñas diferencias naturales que tengamos. Sin medir nacionalidades, razas, credos o géneros.      
     Esta  condición – repito - es propia de los auténticos revolucionarios, no de aquellos que se auto califican de tales, pero que con sus conductas e intereses particulares denotan otra cosa ¿verdad Ismael García?

     En Venezuela después de que se daba por sentado en todo el mundo – con la excepción de la gran Cuba – la desaparición del socialismo, su ideario y su condición humanista. Cuando el sionismo pensó que tenía el control del planeta y la idea del socialismo había muerto.  Surgieron hombres que interpretaron los anhelos de sus pueblos y entonces las contradicciones de clases se empezaron a agudizar, al punto, que esos pueblos salieron en masa a desplazar a los grandes capitalistas del poder en muchas naciones
       Hoy, aquella Venezuela que se creyó rendida y postrada a los pies del imperio, de la mano de Rafael Caldera y sus antecesores. Es centro de la batalla ideológica, política y social del continente, con implicaciones globales. De tal forma, que las ultimas técnicas y tecnologías de dominación y destrucción de iniciativas y concepciones ideológicas anti capitalistas, se aplican en toda su potencia para rendirnos.
       Contra esas armas mediáticas, sicológicas y físicas, surgen un grupo de camaradas que asumen funciones de vanguardia para hacer frente a la guerra neo estratégica de dominación mental. Esos compañeros con sus errores y sus aciertos,  sirvieron de guías para el resto de quienes estando en el frente de batalla, no comprendieron en su momento, el fenómeno de la nueva forma de guerra sicológica y mediática.  No hay duda que su labor sirvió para que el ejercito mediático, primero espontaneo, luego organizado plantara batalla al enemigo Sion yanqui, al punto de que estemos en este momento en capacidad de aniquilar sus matrices perversas y disociadoras, pese al poder de los medios de que dispone ese enemigo. 
      Como todo merito ajeno obliga al reconocimiento honesto. Debo nombrar al camarada Mario Silva, a Aporrea (con todas las diferencias que tengo por sus censuras absurdas), el diario VEA, y un nutrido grupo de camaradas periodistas en los medios públicos de comunicación del Estado, las emisoras y televisoras comunitarias, etc.  Todos esos compañeros de ruta, han recibido las descargas del enemigo, en circunstancias y hechos diferentes, pero a pesar de estar en desventaja de medios disponibles, han salido avante y han servido para que el pueblo conozca la cara  de la verdad oculta por el enemigo al servicio del demonio imperialista.
     En toda guerra, se trata de descabezar a los movimientos o ejércitos, a los fines de dispersar a las fuerzas leales.  Por eso asesinaron a Chávez, a Kirchner, lo intentaron con Lula, con Cristina, con Correa, con Lugo, con Dilma.  Ahora, para tratar de ahogar el grito de justicia popular para que se encarcele al asesino Henrique Capriles Radosnki, hacen un pobre montaje para implicar al camarada Silva, para atacar al ejército, al CNE, a la Asamblea Nacional, al Presidente Nicolás Maduro, a Chávez, pese a estar ausente físicamente.  Con el objeto de sembrar discordia y dispersión en el chavismo.
       Nada de lo que ocurre, ocurrió y ocurrirá en Venezuela es casual. Todo tiene un por que, y una implicación.  En esta nación, se trastocó y frenó el ímpetu opresor y de dominación del imperio Sion yanqui. Desde aquellas frases en Canadá de un presidente en solitario  que dijo: “firmo con reserva”, hasta las otras en Mar del Plata en Argentina “aquí no nos viene a patotear”, el ímpetu neo esclavista imperial se fracturó. Desde ese momento la patria del hombre aquel solitario en Canadá, es objetivo prioritario para el imperio sanguinario sionista yanqui.  Por lo tanto todos los hombres y mujeres de vanguardia del proceso viviente en nuestra nación, son objetivos del imperio y sus lacayos.   Pero para mal del esos criminales sionistas, mas de siete millones y medio de venezolanos, entre otros del mundo. Somos solidarios con nuestros camaradas. Estamos conscientes que la unidad de la militancia es básica, que nuestras pequeñas diferencias naturales no nos desunen, si no al contrario, salimos de frente al lado del hermano de ideas, de concepción, de lucha. Para plantar batalla con él y por él, por que sabemos que esa lucha es por un proceso y por el pueblo y por que ese enemigo, jamás nos encuentre divididos, ni enfrentados entre nosotros
     Esta arremetida, es solo un capitulo infeliz más de los muchos que enos faltan por pasar en esta lucha por nuestra independencia e ideología. Pero siempre venciendo, siempre fortaleciéndonos más al lado de nuestros hermanos y camaradas de lucha.  Esta idiota manipulación, solo fortalece más al camarada Mario y nos previene de la necesidad de entender que la unidad pasa por encima de nuestras pequeñas diferencias.  A mi forma de ver esas diferencias nos enriquece y nos obliga al debate sano y productivo.

LOS PERROS LADRAN SANCHO…

 (*) Abogado con Patria

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog