viernes, 23 de marzo de 2012

Presidente Correa: La Revolución no retrocederá ante los golpistas


Prensa Yvke Mundial/ Telesur
El jefe de Estado ecuatoriano, Rafael Correa, garantizó el jueves que la Revolución Ciudadana que él encabeza no retrocederá, ni dejará de trabajar por el bienestar del país, pese a los intentos de "desestabilización de grupos de opositores que buscan sembrar el caos".
Ante una multitud de personas que se encontraban reunidas en La Plaza de la Independencia de Quito (capital), Correa criticó al grupo de marchistas indígenas que se enfrentaron a la Policía para entrar por la fuerza a la Asamblea Nacional.

“Acuérdense la prepotencia de la marcha, ellos dicen que es el principio del final, sí pero el final de la partidocracia. La patria no va a retroceder (…) vamos a ir juntos hacia la patria”, aseveró el mandatario.
Mientras los miles de simpatizantes coreaban consignas como "Correa, amigo, el pueblo está contigo", el gobernante insistió en que la Revolución Ciudadana es de carácter pacífico, por lo que sostuvo que su Gobierno no está a dispuesto a dialogar con la parte de la marcha que se mostró violenta.
“No dialogaremos compañeros, con el diálogo todo, por la fuerza nada (…) si a alguien le quedaba alguna duda, tenemos las imágenes de cómo esos pequeños grupos querían agredir al pueblo uniformado (…) que sepa Ecuador y el mundo que aquí hay una revolución democrática,  pero repleta de dignidad y de democracia”, agregó.
También dio un agradecimiento a las Fuerzas Armadas, por desplegar los dispositivos de seguridad y al pueblo organizado, por seguir defendiendo el sistema político que democraticamente eligió.
“Muchas gracias a los agentes que con tanto profesionalismo han conducido los dispositivos de seguridad, permitiendo el derecho a manifestarse pero en paz (…) Esa gente (los opositores) nunca más, esa gente no pasará compatriotas. No se trata de charlatanería, de palabrarería, sino de hechos”, recalcó.
El jueves, una marcha indígena que llevaba dos semanas protestando en contra del Gobierno de Correa llegó a Quito para que sus dirigentes sostuvieran una reunión con las autoridades de la Asamblea Nacional.
En paralelo, miles de personas se reunieron a las afueras del Palacio de Carondelet (sede del Ejecutivo) para expresar su apoyo y solidaridad al mandatario ecuatoriano.
Los indígenas solicitaban al Gobierno modificaciones en reparticiones de tierras, así como también la condena a la minería excesiva, que contamina sus territorios..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog