jueves, 22 de marzo de 2012

Militares dan golpe de Estado de Mali


Una insurrección militar propinó un golpe de Estado en Mali este jueves cuando los uniformados tomaron la sede de gobierno, ubicada en la capital Bamako.
De inmediato anunciaron la disolución del poder Ejecutivo, liderado por el presidente Amadou Toumani Touré, y suspendieron las garantías constitucionales.
A través de una rueda de prensa difundida por los medios locales se conoció que los soldados se rebelaron el miércoles en la tarde en rechazo a “la notoria incapacidad del régimen para gestionar la crisis en el norte de Malí” y “defender la integridad del territorio nacional”, reseñó el diario Le Monde.
El teniente Amadou Konaré, portavoz del grupo de amotinados, que se autoproclamaron como el Comité Nacional para el Retorno de la Democracia y la Restauración del Estado, aseguró que entregarían “el poder a un presidente electo democráticamente tan pronto como el país se encuentre reunificado y su integridad ya no se vea amenazada”.

Durante el alzamiento militar han sido capturados varios ministros; entre ellos, el canciller Soumeylou Boubeye Maiga. El paradero de Toumani Touré se desconoce aunque fuente militares fieles al mandatario dicen que está en lugar seguro, reportó Presa Latina.
Los sucesos violentos desencadenados entre las dos partes han dejado un saldo hasta el momento de cincuenta muertos, lo que ha provocado la condena de parte del presidente de la Unión Africana, Jean Ping, quien llamó a respetar a las personas y las leyes del país.
De igual forma se pronunció el presidente de la Comisión de la Comunidad Económica de Estados de África occidental (Cedeao), Desire Kadre, a la cual pertenece Mali.
Desde enero, las tribus Tuareg -desestabilizadas por la tragedia Libia que produjo la Otan- protagonizan revueltas que tienen como objetivo la independencia de la Azavad; región que se extiende hacia el noreste del país, fronterizo con Níger y parte del sureste de Argelia junto a un territorio fronterizo con el suroeste de Libia.
Los militares reprochan al gobierno de Amadou Toumani Touré “el clima de incertidumbre” en torno a las elecciones presidenciales, cuya primera vuelta deberían celebrar el próximo 29 de abril.
Touré gobernaba Mali desde 1991 cuando propinó un golpe de Estado a Moussa Traoré y no podría presentarse a las presidenciales de abril porque ya contaba con dos mandatos consecutivos.
“Poder blando” y “falta de municiones, combustible y refuerzos” para combatir a los Tuareg son algunas de las quejas que, de acuerdo a los despachos de agencias internacionales, recorren a las fuerzas militares de Mali desde principios de año.
Fuente/Prensa Latina, AVN
Foto/Archivo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog