sábado, 3 de marzo de 2012

Estados Unidos proporciona avión privado para salida de sus agentes de ONG de Egipto


Estados Unidos cedió un avión militar para  “facilitar” la salida de  17 agentes de ONG  que tenían prohibido abandonar Egipto para afrontar un proceso jurídico por actividad de injerencia en asuntos políticos del país.
Los trabajadores de las organizaciones no gubernamentales (ONG), entre los que hay imputados 19 estadounidenses, salieron el jueves de El Cairo rumbo a Nicosia a bordo de un avión militar de Estados Unidos, confirmó una fuente de seguridad del aeropuerto capitalino.
De acuerdo con la fuente, los activistas de nacionalidades norteamericana, palestina, alemana, serbia, noruega y jordana, pudieron salir después de que las autoridades de la terminal aérea fueron notificadas de que un juez dejó sin efecto la prohibición de viajar.

Entre los 17 foráneos que abandonaron el país había solo siete de los 19 estadounidenses, pues el resto ya estaba fuera del país desde antes de que se formalizaran cargos por alentar a grupos políticos a rebelarse contra el presidente Hosni Mubarak en enero de 2011.
La Corte Penal de El Cairo abrió proceso contra 43 egipcios y extranjeros empleados de ONG por el delito antes referido y por operar con fondos de entidades internacionales, incluidas una alemana y cuatro norteamericanas, sin la correspondiente declaración al fisco.
El pasado 29 de febrero, la justicia egipcia revocó la orden de arraigo en medio de fuertes presiones y chantajes diplomáticos y económicos de Estados Unidos, y un día después de que el juez presidente del tribunal se recusó de seguir el caso por sentirse avergonzado.
Sin embargo, el magistrado Abdel Moez Ibrahim, jefe de la Corte de Apelaciones de El Cairo y encargado de nombrar los jueces del caso, aclaró que la medida no significa que se retiren los cargos, y el proceso se reanudará el 26 de abril, como está previsto.
Para recibir ese beneficio, los implicados debieron pagar una fianza equivalente a 300 mil dólares y comprometerse por escrito a asistir a las próximas audiencias, aunque analistas creen poco probable que regresen a esta nación árabe, al menos de inmediato.
Pese a los argumentos oficiales, a nadie escapa que Washington amenazó con revisar y, eventualmente, cortar los 1,5 mil millones de dólares que cada año da a El Cairo en ayuda militar y económica, la mayor que recibe un país de Medio Oriente, después de Israel.
“Estamos contentos de que los tribunales egipcios les hayan levantado la prohibición de viajar,” dijo a periodistas la portavoz de la diplomacia estadounidense, Victoria Nuland, quien declaró que “el gobierno de Estados Unidos ha proporcionado un avión para facilitar la salida (de los miembros de las organizaciones no gubernamentales), y salieron del país”, confirmando la información proporcionada por funcionarios de seguridad en Egipto.
Los agentes de ONG’s extranjeras son acusados de establecer supuestas organizaciones de “derechos humanos” en Egipto sin permiso alguno de las autoridades del país. “Estas organizaciones preparan informes que son luego enviados a EEUU”, precisaron las autoridades. “También dan entrenamiento a personal de partidos políticos egipcios y apoyan a ciertos personajes políticos en elecciones tanto parlamentarias como presidencial pLra servir intereses extranjeros”.
Los cuadros estadounidenses de lo que constituye una verdadera conspiración, son encabezados por Sam LaHood, jefe de la estación IRI y nada menos que el hijo del Secretario al Transporte, de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog