martes, 6 de marzo de 2012

Ecuador: Contratos mineros son perjudical​es e inconstitu​cionales


ECUADOR RECIBIRÁ ESPEJITOS Y LIMOSNAS POR EXPLOTACIÓN MINERA Contratos vulneran la Constitución de Montecristi
“Comoen la época de la conquista, con espejitos y limosnas a cambio del saqueo delas más importantes reservas de oro, plata y cobre, valoradas en más de U$ 300mil millones, y la destrucción de la biodiversidad del sur oriente amazónico”,señaló Fernando Villavicencio Valencia, la firma de los contratos mineros quedejarían supuestos ingresos por U$ 4 mil millones para el país en los próximos10 años, por parte de las compañías extranjeras: Ecsa-Ecuacorriente (CRCCTonguan), Kinros-Aurelian, I Am Gold, entre otras.
La transnacionalEcsa Ecuacorriente, durante los 10 años de exploración invirtió apenas U$ 80millones, pero hizo un millonario negocio en la bolsa de valores el año 2010,al vender el 96% acciones a la empresa china CRCC-Tonguan, por U$ 600 millones,sin que exista autorización del Estado ecuatoriano, toda vez que esa operaciónbursátil implicó una cesión de derechos y obligaciones para la explotación derecursos naturales, reveló Villavicencio.

Lo propio hizo la transnacional Aurelian, que con una inversióninsignificante de U$ 40 millones en 7 años, transfirió en la bolsa de valoresde Toronto-Canadá a Kinross, el 80.8% de participación, recibiendo por latransacción U$ 960 millones, una ganancia de U$ 920 millones, en una operaciónrealizada igualmente, sin conocimiento, ni autorización del Estado ecuatoriano,y sobre un recurso natural no renovable, de propiedad inalienable del país.
Sinexplotar una sola onza de oro, plata y cobre, Ecsa y Aurelian hicieron fortunasespeculando con nuestra riqueza en las bolsas de valores. Son más de U$ 1.600millones que se beneficiaron las transnacionales, una cifra equivalente acuatro años de ingresos totales que supuestamente dejaría al Ecuador laoperación de los cinco grandes proyectos mineros. 
Villavicenciodenunció que los mismos bufetes de abogados de la partidocracia tancuestionados por el Presidente Correa, son los que auspician y negocian loscontratos mineros, como ejemplo reveló la presencia del Dr. Rodrigo BorjaCalisto, hijo del ex Presidente Rodrigo Borja, quien figura como apoderado deKinros-Aurelian.
Según información publicada por las propias compañías, la potencial riquezaminera de los proyectos anunciados por el gobierno, bordea los U$ 300 milmillones. En los proyectos Mirador y Mirador Norte, ubicados en ZamoraChinchipe, a cargo de Ecsa-Ecuacorriente, existen reservas de cobre por 6.700millones de libras, que a un costo actual de 4.00 U$/LB, representa una riquezade U$ 26 mil millones. Además, los referidos proyectos incorporan cerca de535.000 onzas de oro, equivalente a U$ 759 millones, y 6.400 millones de onzasde plata, equivalente a U$ 192 mil millones.  Otros proyectos,concesionados a Ecsa (Ecuacorrientes), son Panantza y San Carlos, localizadosen la provincia de Morona Santiago, con un potencial de 7.700 millones delibras de cobre, equivalente a U$ 30.700 millones, a un precio de 4,00 U$/LB. Es decir, que solo en estos proyectos, concesionados a Ecsa(Ecuacorrientes), la transnacional tiene el control de más de 250 mil millonesde dólares. 
Según elMinistro Wilson Pastor, la explotación del proyecto Mirador generaría unautilidad al Estado de 4 mil 400 millones de dólares durante los 25 años, de estosingresos apenas entre un 6 y 8% corresponde a regalías, lo demás sería porimpuestos obligatorios que toda empresa debe aportar. Adicionalmente,Ecuacorriente pagará por concepto de regalías anticipadas USD 100 millones trasla firma del contrato en tres cuotas.
 Kinross-Aurelianopera en Ecuador desde el 2001 y está a cargo del proyecto estrella deEcuador, denominado Fruta del Norte, ubicado en el sitio El Zarza,parroquia Los Encuentros, cantón Yantzaza, provincia de Zamora Chinchipe, queincorpora una reserva de 13.7 millones de onzas de oro, 22.3 millones de onzasde plata y muchos minerales adicionales que aún no han sido declarados por laempresa; por lo que, el gobierno le entrega a la transnacional, una de las másgrandes riquezas mineras de la patria a cambio de insignificantes inversiones ymigajas de participación para el Estado.  Solo en el caso de las reservasde oro, considerando a un precio de 1.500 dólares la onza, la compañía tienederechos sobre 19 mil 450 millones de dólares; mientras que las reservas deplata representarían U$ 681 millones, considerando un precio actual de U$ 30 laonza.
Lapotencial riqueza minera, de cumplirse con lo estipulado en el Art. 408 de laConstitución de la República, que disponen una participación no menor al 50% afavor del Estado, debería representar para el Ecuador, un ingreso mínimo de 100mil millones de dólares, solo en los citados proyectos a cargo deKinross-Aurelian y Ecsa (Ecuacorriente), y no la ridícula cifra de 4 milmillones de dólares en 10 años y en cinco proyectos, como sostiene el MinistroPastor.
Lasuscripción de los nuevos contratos de explotación minera, constituyen unatentado a los derechos de la naturaleza, consagrados en la Constitución y enla Ley Ambiental, pues, implicará irreparables daños a los ecosistemas, en unárea de alta concentración de recursos de biodiversidad.  Además devulnerar el Art. 57, numeral 17 de la Constitución, respecto a que lascomunidades, pueblos y nacionalidades tienen el derecho a “Serconsultados antes de la adopción de una medida legislativa que pueda afectar cualquierade sus derechos colectivos”. Igualmente, atenta contra la seguridadnacional, como lo establece de Art. 405 de la Carta Política y la Ley deSeguridad Nacional, que prohíbe la explotación a empresas extranjeras, dentrode la franja de 20 kilómetros a partir del límite fronterizo, como es el casode los proyectos: Fruta del Norte a cargo de Kinross-Aurelian, Mirador a cargode ECSA (Ecuacorriente), entre otros.
Estosproyectos mineros violan también el artículo 316 de laconstitución vigente, que no establece la figura de concesión, sino de DELEGACIÓN.Igualmente, atentan contra lo establecido en el Art. 408 de la Constitución,que obliga a pagar una participación al Estado, un monto superior o al menosigual al 50%, como se prevé en su segundo inciso que dice: “El Estadoparticipará en los beneficios del aprovechamiento de estos recursos, en unmonto que no será inferior a los de la empresa que los explota”.   Debe desvirtuarse además, la supuestageneración de valor agregado y empleo nacional, toda vez que, el proceso derefinación no se realizará en el país.  De esta manera, no sólo no segenerarán nuevas fuentes de trabajo, sino que además, los ecuatorianosdesconoceremos, cuánto y qué minerales se llevarán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog