martes, 28 de febrero de 2012

Valencia: "27F y 28F debe estar en la mente y en el corazón de todos los venezolanos siempre"


“Lo que ocurrió en Venezuela hace 23 años se ha convertido en un referente importante, un punto de partida de los procesos constituyentes (…) decidimos manifestarnos en contra de las políticas neoliberales, en contra de los paquetes hambreadores que los gobiernos de turno, gobiernos de Acción Democrática y Copei, quisieron imponerle a la sociedad, asumiendo los postulados surgidos por allá en 1944, en donde se le impuso a la humanidad el concepto liberal de la economía de mercado, donde las potencias pro-imperiales decidieron repartirse el mundo, no sólo con la dominación territorial, sino también imponiendo un sistema económico que perpetuara la acumulación del capital y que permitiera que los Estados fueran cada vez más débiles”. 

De esta manera lo expresó, en calidad de Orador de Orden, el Diputado Julio Rafael Chávez Meléndez, vicepresidente de la Comisión Permanente del Poder Popular y Medios de Comunicación de la Asamblea Nacional, durante la Sesión Especial efectuada por el Concejo Municipal Bolivariano de Valencia este lunes tras arribar los 23 años de la insurrección popular del 27 de febrero de 1989, así como el Día del Poder Popular en Valencia.

El acto multitudinario se realizó en el Salón de Sesiones del Ilustre Concejo de esta ciudad, y contó con la presencia de los ediles Alexis López, proponente de la celebració. Orlando Tortolero, vicepresidente de este organismo legislativo; Pedro Pérez, José Guzmán, Ángela de Montero, Oswaldo Di Lorenzo, Pedro Yánez y Mary Marín. Cabe destacar que asistió el ciudadano Alcalde de nuestro Municipio, Ing. Edgardo Para Oquendo, y miembros de su tren ejecutivo, así como los diputados por el Estado Carabobo ante la AN, Héctor Agüero –jefe del PSUV en nuestra entidad- y Saúl Ortega. También hizo acto de presencia el Cónsul de la República del Líbano con sede Valencia, Fadi Kallab Younes; y el jefe de la Zona Educativa carabobeña, profesor Alí Campos, entre otras personalidades del ámbito regional. 

Los ediles, en compañía del alcalde Parra, el diputado Agüero y el cónsul Kallab, entregaron el Acuerdo de Reconocimiento a las personalidades e instituciones que a continuación se mencionan: Partido Comunista de Venezuela-Edo. Carabobo; Tupamaro Carabobo; Círculos Bicentenarios del Estado Carabobo; Colectivo Alexis Vive; Colectivos Democracia Directa; Unidad Patriótica Venezuela-UPV Carabobo; José Franceschi; Mario Ramos; Misión Ribas; Misión Sucre; Gerardo Ramírez; José Chirinos; Wladimir Labrador; PSUV-Carabobo; Fundación Afrodescendiente-Oriaosun de Venezuela; Frente de Trabajadores Socialistas del PSUV Carabobo; Equipo Político Parroquial PSUV de San Blas, Negro Primero, Rafael Urdaneta, San José, Santa Rosa, Candelaria, Catedral, Socorro, Miguel Peña y Municipal de Valencia; Luis Bordones; Eleazar Navarro; Alirio Gerardo; Jesús Marcano; Elio Sequera; Yaniris Arocha; Esther Arocha; Marcial Rodríguez y Carlos Eduardo Cabrera.

Más adelante indicó el diputado Julio Chávez Meléndez que con la tesis de dominación hegemónica pro-imperial por parte de las naciones que acogieron ese modelo económico neoliberal, también tuvieron su expresión en los países latinoamericanos “producto de la crisis de la representatividad, de la crisis del bipartidismo AD-Copei, de los niveles de corrupción, de los niveles de inmoralidad y sobre todo por los estragos que estaba causando en la población venezolana la implementación de un paquete, el ‘paquetazo económico’. Esa situación en aquellos momentos difíciles generó una ola de protestas generalizadas y el movimiento estudiantil de la época, junto al movimiento popular revolucionario, decidió lanzarse a las calles, no sólo a enfrentar lo que afectaba directamente a la Universidad, sino que en definitiva lo que se trataba era de enfrentar un sistema, una política que iba en contra de los intereses de las clases populares, que pretendía privatizar la educación superior con el famoso Artículo 8, que pretendía privatizar absolutamente los servicios de salud, educación, los servicios públicos (…) todo un proceso de desnacionalización de nuestra principal industria y cada día, los niveles de corruptela y corrupción, de inmoralidad hacía mella en la conciencia de nuestro pueblo”. 

Pero la respuesta que dio el Estado –prosiguió-, ese Estado que responde, que defiende los intereses de las clases económicas predominantes, de la burguesía venezolana, es precisamente la represión; no se trató de dar respuestas a nuestro pueblo, no se trató en ningún momento de buscar salidas, cauces a la crisis generalizada que estaba afectando la propia supervivencia de la inmensa mayoría de os venezolanos; se cerraron todos los caminos. Ese mismo estado se dedicó a reprimir y recordamos nosotros que los momentos más duros, más difíciles de la represión ocurrieron en los años previos al 27 y 28 de febrero de 1989 y nos referimos a los allanamientos selectivos, al terrorismo de Estado contra el dirigente revolucionario, social y estudiantil cuyas casas fueron allanadas y que, en muchos casos, compatriotas nuestros murieron en Mérida, Caracas, Valencia, Los Llanos, Barquisimeto y en el oriente del país en una represión feroz contra la dirigencia popular y, particularmente, contra el sector que había decidido enfrentar las políticas neoliberales y no regresar a nuestras clases, nuestras universidades, hasta tanto no lográsemos la salida del que se perfilaba como presidente y que luego fue presidente de todos los venezolanos, Carlos Andrés Pérez, porque ya era demasiado lo que ocurría en el país y no habían posibilidades de buscar alternativas al pueblo venezolano y ante la ausencia de liderazgo de los propios partidos de izquierda, dispersos en aquel momento, atomizados, al pueblo venezolano, y a propósito del aumento de la gasolina, no quedó otro remedio que salir a las calles e insubordinarse porque no habían Estado ni instituciones que respondieran a los genuinos intereses del pueblo”.

Acotó que para ese momento se registraron más de 400 manifestaciones estudiantiles en las principales ciudades del país; así que ellos mismos asumieron su “responsabilidad frente a la Historia de irrumpir contra el bipartidismo y logramos fracturar el modelo hegemónico (…) los enemigos del pueblo venezolano, son los mismos enemigos que hoy en día en el pueblo bolivariano expresados en la candidatura de la mal llamada Mesa de la Unidad Democrática, esos que persiguieron, esos que asesinaron al pueblo venezolano un 27 y 28 de febrero suspendieron las garantías constitucionales y arremetieron contra el pueblo, son los mismos enemigos que hoy en día, tratando de asumir un discurso y que progresista, manipulador, son los mismos enemigos del pueblo venezolano, los mismos responsables de la masacre del 27 y 28 de febrero”. 

Por eso nosotros saludamos –agregó el diputado Chávez Meléndez- de que en esta ciudad como en diferentes ciudades del país, se esté reconociendo la lucha de muchos hombres y mujeres que estuvieron al frente de la protesta en aquellos días difíciles; seguramente son muchos más los compatriotas que hay que reivindicar y que hay que reconocer; pero el sólo hecho de que hoy en la ciudad de Valencia, en el año 2012 se le rinda un homenaje a todos ellos porque asumieron con rebeldía las luchas del pueblo venezolano, que son los mismos herederos de las Glorias de nuestros Libertadores, es muy importante, camaradas, que esa fecha, esa conmemoración, siga presente cada día en la mente y en el corazón de todos los venezolanos, porque como bien lo dijo el compañero presidente Hugo Chávez: el 27 y 28 de febrero son el inicio de la historia del Siglo XXI. 

Mencionó que para el 04 de febrero de 1992 se planteó la insurrección cívico militar y el propio Presidente (Chávez) y los líderes fundamentales de dicha insurrección “reconocen que como elemento disparador, dinamizador de la acción cívico militar del 04 de febrero se tuvo como fuente de inspiración el 27 y 28 de febrero de 1989 (…) no fue que apareció el liderazgo del compañero Presidente, un liderazgo necesario, imprescindible en este momento; no, el pueblo venezolano fue el que tomó la iniciativa (…) con la forma y los mecanismos que tenían a disposición: fue una rebelión popular (…) diez años más tarde, se produce la victoria popular, democrática del Líder del 4 de Febrero, una consecuencia, un proceso evolutivo que nos ha llevado, entonces, por este camino, un camino difícil, de muchos obstáculos y confrontaciones, pero como decía el comandante Chirinos: empedrado es el camino, pero ése ese el camino que ha marcado el pueblo revolucionario, el pueblo venezolano”. 

Antes de culminar, el orador de excepción instó a los seguidores del líder revolucionario a no dejarse embargar por la tristeza frente al estado de salud del Comandante Chávez. Destacó que a la “desmoralización tenemos que convertirla en una posibilidad de demostrar de que el 27 y 28 de febrero no ocurrió en vano, de que apenas tenemos 13 ó 14 años con este gobierno revolucionario y que son necesarios muchos más para poder saldar la deuda histórica que tenemos con el pueblo venezolano y poder desarrollar la experiencia del poder popular”. 

Tras el discurso ofrecido por el diputado Julio Chávez, la directiva del Concejo Municipal Bolivariano de Valencia le otorgó una placa de reconocimiento por las reflexiones ofrecidas ante la audiencia allí presente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog