martes, 28 de febrero de 2012

URRA: El arresto en Siria de 49 oficiales de la inteligencia turca, ignorado por los media


DAVID URRA – Cuando el 13 de febrero del presente año se dio a conocer la noticia de que el día 7 de este mes se habían capturado, por las fuerzas sirias, 49 oficiales turcos pertenecientes a las fuerzas especiales, pensamos que constituiría noticia de primera plana, pero, no fue así. El velo del silencio se apodero del hecho y ni la Sra. Clinton, ni el Presidente Obama, ni el Secretario General de la ONU, ni el Secretario General de la Liga Árabe, tan prestos a realizar declaraciones sobre las violaciones en Siria, dijeron nada.
Según la noticia divulgada por la agencia informativa “Firat”, estos oficiales actuaban en distintas regiones del país en acciones militares de inteligencia.
Es conocido que Ankara, negocia con Damasco la liberación de los arrestados. Por su parte, Siria ha resuelto poner sus condiciones para la liberación, las cuales consisten en:
  1. Turquía deberá entregar a Siria a los miembros del denominad “Ejercito Libre de Siria” que se encuentran en territorio turco, compuesto fundamentalmente por desertores del Ejercito sirio.
  2.  Turquía deberá poner fin a las incursiones de los miembros del mencionado “Ejercito” en territorio sirio, así como suspender su preparación con el objetivo de utilizarlos en acciones combativas al lado de la oposición.
Hasta el momento nada se ha filtrado sobre el resultado de esta negociación, aparentemente congelada por la parte turca que se encuentra en una encrucijada – si acepta las condiciones sirias, corre el riesgo de ser fuertemente castigado por EE.UU, quien presiona a los países colindantes a aumentar las presiones de todo tipo sobre Damasco. Si no aceptapone en riesgo su imagen ante sus soldados, que se sentirán traicionados por el Gobierno, que después de enviarlos a una aventura contra un país vecino, los deja a su suerte cuando han sido capturados.
El hecho es que Turquía esta en un limbo político, económico, étnico y militar, con el conflicto en el Medio Oriente, se debate entre dos fuerzas contrapuestas, con las que no puede enfrentarse.
Por un lado EE.UU y sus aliados (Europa y los países del Consejo de Cooperación del Golfo) y por el otro Siria, Irán y los ahora incorporados Pakistán y Afganistán, que junto a Rusia y China están en la esquina opuesta.
No se puede dejar a un lado el papel que juega en este ajedrez político-militar la comunidad Kurda diseminada en la región y que en Turquía representa un dolor de cabeza para las autoridades de ese país.
No menos importante es la relación turco-iraní que Ankara no puede dañar ni con el pétalo de una flor. Si consideramos que el principal aliado en la región de Irán es Siria, entonces el tablero para los turcos esta realmente enmarañado.
Aparentemente Turquía ha decidido jugar la carta de que el conflicto Sirio se resolverá rápidamente, mediante el derrocamiento de Bashar Al-Assad y podrá de esta forma recuperar a sus soldados. Claro que les repartirá algunas medallitas y los publicitara como héroes de la democracia.
¿Estará bien hecho el cálculo?
Hay varios factores que indican lo contrario.
De un lado Al-Assad parece tener un respaldo mayoritario en la población de su país y cualquier intento de derrocarlo por la fuerza, tendría, como mínimo, una resistencia prolongada.
Por otro lado Rusia se ha parado bonito y no solo ha evitado una resolución del Consejo de “Inseguridad” de la ONU que habrá las puertas a una agresión, sino que además ha entregado a los sirios los medios necesarios para defenderse (Sistemas de Defensa Antiaérea S-300 y Lanzaderas Coheteriles Costeras), además de enviar al puerto de Tartu a sus portaviones Kuznetsov con el correspondiente destacamento de buques de escolta.
No es menos importante el papel que juega Irán en este enfrentamiento, no solo por el apoyo militar que como principal aliado ofrece a los sirios, sino y por la evidente necesidad de jugárselo todo para mantener esta alianza, porque si cae Siria, las probabilidades de un ataque contra Irán se acrecientan considerablemente.
Es por ello que EE.UU y los miembros del “Eje de la Guerra”, apoyados por los desgobiernos corruptos del Consejo de Cooperación del Golfo han aumentado la presión sobre Irán, con el objetivo manifiesto de obligar a Teherán a hacer concesiones en el caso Sirio.
Solo que Irán parece no ceder, diríamos que ha subido la parada y esto entorpece los planes de Washington con respecto a Siria.
Igualmente afloran contradicciones entre EE.UU e Israel, quien esta mas interesado en atacar a Irán que a Siria.
El Gobierno israelí se encuentra en una crisis económica, política y militar sin precedentes. Por un lado esta su situación económica que se torna insostenible, entre otras cosas por su perfil militarista que requiere gastos por encima de sus posibilidades.
Por otro lado las fuerzas las fuerzas de centro derecha presionan para buscar una solución negociada a los conflictos con los palestinos y otras fuerzas en la región y por otro las fuerzas de extrema derecha, predominantes en Israel, presionan por usar la mano dura contra Irán, porque amenaza la supremacía sionista en el Medio Oriente.
En el plano militar la reciente derrota en la aventura libanesa de Israel, ha dejado temblando el mito de la invencibilidad de su Ejército en la región y el peligro de que los demás pierdan el respeto a su poderío.
En suma, para Israel la prioridad no es Siria, sino Irán. Y todos esos factores empujan a Netanyahu a lanzar un ataque contra instalaciones iraníes, lo que provocaría un desastre incalculable. Dicho ataque debería ser fulminante y disminuir la capacidad defensiva y ofensiva de Irán a tal punto que no este en capacidad de responder.
Israel no puede solo hacer esto sin emplear el armamento nuclear.
Por eso Washington esta altamente preocupado por su aliado medioriental y esta enviando constantes señales de “STOP” al Gobierno israelí.
Esto ha llegado al punto de verse obligados a hacer concesiones ante el desafío iraní. Por un lado se trago la resolución del Consejo de “Inseguridad” que los autorizaba a inspeccionar a los barcos iraníes. Por otro, donde dijo que Irán esta tratando de construir armas nucleares, ahora digo que no.
Si hasta hace poco se negaba a continuar con las negociaciones sobre el tema nuclear, si Teherán no hacia concesiones, ahora esta dispuesto a negociar.
Para rematar, si antes decía que estaba dispuesto a emplear todos los medios, incluido el militar, para obligar a Irán a plegarse, ahora considera la vía militar inviable y peligrosa.
El colmo del descrédito norteamericano ha sido el desafío iraní que ha mandado 2 destacamentos de buques de Guerra a Siria, restregándoselos por sus narices y pasando hasta el mismísimo canal de Suez.
En fin, aunque la “bravuconada” imperial continua, no es menos cierto que ha tenido que “adaptarse” ante la posición firme de Irán y la nueva posición rusa.
Por si todo esto fuera poco, las señales inequívocas que se reciben de la preparación de la Tropas estadounidenses, apuntan a que se esta orientando a la Guerra en las ciudades, lo que se acerca mas al Teatro de Operaciones Militares en Siria que al iraní, que suele ser predominantemente montañoso.
Según informaciones de la prensa norteamericana, entre el 22 y el 26 de enero del 2012, se realizaron ejercicios de Guerra en la región de Los Ángeles. Para ello fue construida en la Base Militar de “29 Palmas” una ciudad que imita, por sus dimensiones aproximadas, al Centro de San-Diego a un costo sideral de 170 millones de dólares.
Algunos especialistas asumen que este ejercicio pretende preparar el Ejercito y la Policía participantes, en el combate contra posibles revueltas en las ciudades norteamericanas, lo que no deja de tener cierta lógica, solo que las dimensiones del ejercicio y el momento en que se realiza apuntan también en otra direcciones y Siria es una de ellas.
Todos estos factores hacen pensar que el cálculo turco es ERRONEO. EE.UU no las tiene todas consigo en un enfrentamiento contra Siria, hay muchos cabos sueltos.
De producirse este, no seria coser y cantar y podría, no solo prolongarse, incluso podría expandirse por toda la región.
El cálculo de una operación relámpago parece no ser realista.
Así las cosas, los turcos están bajo los efectos de una “llave turca”, Para donde quiera que se viren, no encuentran salida.
¿Cederá EE.UU a la compleja situación que se dibuja en el Medio Oriente?
Pensamos que no. Obama esta contra la pared, su reelección pende de un hilo y las fuerzas ultraconservadoras en el país, que no solo son los republicanos, trataran por todos los medios de empujarlo al abismo y pescar en rio revuelto.
¿Podrá Obama esquivar el vendaval y encontrar una formula que le haga quedar bien con dios y con el diablo?
Es difícil responder esta interrogante, pero lo que si queda claro es que debe tomar en serio la siguiente recomendación: Encienda unas velitas al Señor en la Iglesia mas cercana y confiésese por adelantado, esto quizás le abra las puertas al cielo, porque las de Siria e Irán le va a costar trabajo abrirlas, salvo….que haga un pacto con el diablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog