jueves, 19 de enero de 2012

Un padre de Gaza: 'lo único que quiero es hacer frente a la soldado que mató a mi hija'


La familia de una joven de 16 años de edad, muerta durante la Operación Plomo Fundido de Israel, continúa llena de dudas tras tres años de su muerte. Una denuncia penal ante las autoridades israelíes que sigue sin respuesta.

"¿Por qué mi hija? ¿Cuáles fueron sus motivos? ¿Cuáles fueron sus razones? " se pregunta Ahmed Abu Oda."
"Los militares israelíes dicen que son el ejército más moral del mundo, pero mataron a mi hija, no respetaron su derecho a vivir".

Nariman Abu Oda fue asesinada el 9 de enero de 2009 por el fuego israelí sobre su casa en Beit Hanoun, casa que aún está siendo acribillada a balazos, según el Centro Palestino para los Derechos Humanos, que presentó una querella en agosto del año pasado.
"Está claro que los disparos fueron totalmente indiscriminados", explica su madre, Itidal.
"Lo único que quiero es hacer frente a la soldado que mató a mi hija", afirma el padre de Nariman.
"Pero espero que algún día que podamos alcanzar la paz con el israelíes y poner fin a la guerra y la muerte", comenta.
La familia, cuya arboleda de cítricos y granja avícola también fue destruida durante la ofensiva de tres semanas, tiene dificultades para mantenerse en su lugar de residencia.
"No queremos vivir en la casa en la cual Nariman fue asesinada, " dice Ahmed.
Tres de sus hijos ya han tenido hijas, a las que dieron el nombre de Nariman, en memoria de su hermana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog