lunes, 23 de enero de 2012

SACUDON FABRICISTA ACABARA CON LA REEDICION DE LA TRAICION AL “23 DE ENERO” DENTRO DEL PROCESO BOLIVARIANO


En el año 1.957 se constituyó la Junta Patriótica con los partidos políticos AD, COPEI, URD y PCV, y fue presidida por Fabricio Ojeda, para preparar el derrumbamiento de la dictadura de Pérez Giménez.
El 20 de Enero de 1.958, los partidos AD, COPEI y URD firmaron el Pacto de Nueva York ante el Jefe de Asuntos Latinoamericanos  del Departamento de Estado de USA, Maurice Bergbaum, recibiendo instrucciones  del imperio Yanqui y el respaldo a esos tres partidos políticos para que mantuvieran la alianza en vísperas de la caída de Pérez Giménez. Posteriormente firmaron el Pacto de Punto Fijo dejando al margen a los comunistas, el31 de Octubre de 1.958.
El 23 de Enero de 1.958 cae la dictadura, constituyéndose el gobierno del Pacto de Punto Fijo. Este gobierno presidido por Rómulo Betancourt comenzó a entregarse a los intereses de la burguesía venezolana y del imperio estadounidense. De esa manera quedaba traicionada dicha revolución y también las esperanzas de redención del pueblo venezolano.
El diputado por URD Fabricio Ojeda, surgido de las elecciones de 1.958, tomó la firme decisión de abandonar el Congreso  el 30 de Junio de 1.962 para incorporarse a la lucha guerrillera contra el gobierno corrupto, burgués y pro imperialista del Pacto de Punto Fijo. Fue asesinado el 21 de Junio de 1.966 por el Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA) por orden del gobierno del pacto de AD y COPEI.

La traición de los partidos del Pacto de Punto Fijo a la clase trabajadora y al pueblo venezolano en general, se repitió durante los cuarenta años de la democracia burguesa.  Venezuela vive hoy la experiencia  de un proceso de reformas políticas, económicas y sociales de corte socialista. Pero  un gran porcentaje de funcionarios regionales y nacionales provenientes de las filas de AD y COPEI, fungen ahora como socialistas cambiando su boina blanca y verde por una roja, pero en el fondo mantienen su ideología burguesa y practican una política de derecha en las diversas instancias de los cinco poderes públicos, saboteando, entorpeciendo y aplicando freno a las medidas del gobierno del comandante Chávez, y ejerciendo prácticas de corrupción administrativa, nepotismo, ineficiencia y burocratismo.
Hoy se hace necesario un sacudón fabricista dentro del PSUV y en los gobiernos regionales y nacionales, para limitar la acción de la derecha dentro del partido hasta erradicar definitivamente la influencia de la ideología capitalista dentro del proceso bolivariano. El esfuerzo y los sacrificios del pueblo venezolano que desencadenaron el 23 de Enero de 1.958 fueron traicionados por AD y COPEI durante sus gobiernos. Hoy nuevamente los herederos políticos de esos partidos políticos hacen mella en el proceso bolivariano para producir desgaste, cansancio, frustración y pérdida de credibilidad de las masas frente al proceso.
En Trujillo, el gobierno del copeyano Gilmer Viloria jugó en sus ocho años al fracaso del proceso bolivariano aplicando todos los vicios de la cuarta República, y hoy con el gobierno del también copeyano Hugo Cabezas, se repiten en mayor grado estos vicios contrarios a la moral y ética socialista. A ambos gobiernos los hemos combatido. Al gobierno de Gilmer desde los ocho meses de su instalación, pasando por una solicitud de referendo a su mandato, y al gobierno del también copeyano, Hugo Cabezas lo estamos combatiendo desde su comienzo porque ya conocíamos de sus prácticas capitalistas en la ONIDEX y en el Ministerio de la Secretaría de la Presidencia de la República, y  porque esas prácticas verduzcas se hicieron evidentes muy temprano en su gobierno que comenzó en el año 2.009. Antiguos personajes  que seguramente medraron a la sombra del gobierno de Gilmer Viloria, hoy reciben órdenes de Hugo Cabezas para que nos inventen calumnias, vinculándonos con un falso apoyo a la candidatura de Gilmer Viloria. De lo que si estamos seguros es que en TRUJILLO LA CORRUPCIÓN NO TENDRÁ REELECCIÓN, y lo más sano es que no opten a cargos los que ya han tenido cargos de elección popular.
ALIRIO GIL, VOCERO DE LA CORRIENTE DEL PENSAMIENTO BOLIVARIANO Y SOCIALISTA DEL PSUV “FABRICIO OJEDA”, TRUJILLO, ENERO DE 2.012.




  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog