domingo, 8 de enero de 2012

México. El país se halla al borde de la hambruna, alertan campesinos

Organizaciones campesinas criticaron el veto del presidente Felipe Calderón al decreto aprobado por la Cámara de Diputados para canalizar 10 mil millones de pesos para solventar los estragos provocados por las contingencias climáticas en el agro
Agro devastado.
"Irresponsabilidad", el veto presidencial al fondo para paliar la sequía, señalan.
Organizaciones campesinas criticaron el veto del presidente Felipe Calderón al decreto aprobado por la Cámara de Diputados para canalizar 10 mil millones de pesos para solventar los estragos provocados por las contingencias climáticas en el agro.

En conferencia de prensa, el diputado Federico Ovalle Vaquera, dirigente de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos; Max Correa, líder de la Central Campesina Cardenistas, y Marco Antonio Ortiz, secretario general de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas, criticaron la negativa del mandatario a atender la "crisis" que se vive en el campo.
Ovalle calificó de "irresponsabilidad" el rechazo presidencial a ejercer esos recursos, que "son urgentes", y añadió que eso evidencia que al "gobierno le falta mucha sensibilidad y responsabilidad ante una situación tan grave".
- "Posible estallido social".
El legislador agregó que hay de dónde obtener esos recursos. "Los 10 mil millones pueden salir del subejercicio, de los excedentes petroleros y de las economías que se hacen a partir de las transferencias de recursos de una dependencia a otra", apuntó, y llamó al gobierno a dejar de hacer "anuncios falsos y demagógicos" en torno a los problemas de la sequía. Recordó los 2 mil millones de pesos anunciados hace algunas semanas "eran del Fonden, no eran recursos frescos".
Los tres dirigentes llamaron al Ejecutivo y al Congreso a establecer con integrantes del medio rural un verdadero acuerdo que solucione los problemas que padece el campo. Adelantaron que, como cada año, a finales de este mes o a principios del próximo realizarán movilizaciones para exigir un cambio de rumbo en el agro, pues consideraron que a raíz de la crisis alimentaria, el país "está al borde de la hambruna y de un estallido social", situaciones graves, sobre todo en un año electoral.
Remarcaron que es necesaria una atención inmediata a los problemas agropecuarios derivados de sequías, heladas e inundaciones, pues advirtieron que los meses más críticos para la agricultura mexicana serán marzo, abril y mayo. Señalaron que podrían dejar de sembrarse unas 2 millones de hectáreas de granos básicos por dichas contingencias, y la producción tanto de maíz como de frijol podría caer casi 50 por ciento.
Destacaron que el problema agroalimentario del país va más allá de posiciones políticas o partidarias, por lo que apremiaron a Calderón a aprobar el fondo para atender las consecuencias que fenómenos climáticos han provocado en 20 estados.
Correa insistió en que el llamado a Calderón es para que "nos convoque a organizaciones campesinas, agroempresarios, tiendas departamentales, sindicatos y organizaciones sociales, entre otros, a trabajar en unidad para garantizar el derecho constitucional a la alimentación".
Agregaron que como consecuencia de estas situaciones y de la política neoliberal aplicada al campo, México gasta cada año en importaciones unos 20 mil millones de dólares, y criticaron que se compre en el extranjero 43 por ciento de los alimentos que se consumen en el país. Exhortaron a la administración a no derrochar recursos en obras como la Estela de Luz y, en cambio, emprender programas de infraestructura rural e hidroagrícola, así como habilitar áreas productivas en el sureste mexicano.
- Juan Guerra Ochoa, secretario de Agricultura del gobierno de Sinaloa: "Caerá hasta 50% la producción de maíz y frijol".
La producción nacional de maíz y frijol caerá este año entre 30 y 50 por ciento, lo cual prefigura una catástrofe alimentaria que corre el riesgo de extenderse con mayor fuerza el año próximo, afirmó el secretario de Agricultura del gobierno de Sinaloa, Juan Guerra Ochoa.
Sinaloa es el estado productor de alimentos más importante del país.
El responsable de las actividades agrícolas en esa entidad consideró que la política del gobierno federal de subsidiar los comestibles y no canalizar recursos a la inversión productiva ha conducido a México a una fase en que la emergencia alimentaria está en camino de convertirse en problema de seguridad nacional.
En entrevista, Guerra Ochoa explicó que el único camino para resolver la carencia alimentaria es la aplicación de recursos en programas de entubamiento de agua potable, de estímulo a la producción de ganado y de generación de tecnología para incrementar la producción alimentaria. Todo eso por encima de la obtusa política de subsidio a los alimentos, que sólo ha conducido a la enorme dependencia que hoy pesa sobre el país respecto de otras naciones productoras.
Previó que el kilo de frijol y maíz podrá ubicarse en los próximos meses al precio del kilo de pollo, lo que implicará que millones de familias dejen de consumir los dos granos más importantes en la alimentación nacional.
– ¿El campo se ha convertido en tema de seguridad nacional?
– Como consecuencia de que tuvimos las peores catástrofes en el país, con la sequía, las heladas e inundaciones, no vamos a tener los frijoles que requerimos. Tendremos un déficit superior a 30 por ciento.
“No producimos maíz suficiente, y ahí el déficit puede irse de 30 a 50 por ciento. En el ámbito internacional ya no existen los enormes inventarios de países como Estados Unidos y Argentina, no tienen ni el frijol ni el maíz necesario para la demanda.
"En Sinaloa, como consecuencia de que resembramos y no hay agua en las presas, vamos a producir menos de la mitad del maíz que producíamos año con año en el ciclo otoño-invierno. De los 5 millones de toneladas, este año nos iría muy bien si llegamos a las 2 y media, porque no tenemos agua. Por eso en Sinaloa los productores aceptaron pagar una contribución adicional de uno por ciento del valor de su producción, siempre y cuando se etiquete esto para entubar 8 mil kilómetros de una red secundaria de lo que son los canales secundarios. Es una inversión de 15 mil millones de pesos, pero la gente está dispuesta."
– ¿Qué política pública tiene que aplicarse para resolver esta situación?
– Primero, desechar el dogma de que el mercado planifica por nosotros. Seguimos necios en no planificar y estar sujetos a los vaivenes coyunturales del mercado. Eso lo promovió Carlos Salinas, y ahora lo han continuado los gobiernos actuales.
– ¿La emergencia alimentaria se convertirá en tema de seguridad nacional?
– Tenemos una enorme presión sobre los precios de los alimentos que consume la mayoría de los mexicanos, por la falta de inventarios, y el problema es que no podemos decir que nos recuperaremos el próximo año. En Sinaloa, por ejemplo, si no nos llueve, vamos a tener sólo lodo en las presas. No va a haber manera de sembrar nada. Es un asunto de interés nacional.
fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog