domingo, 15 de enero de 2012

Ban Ki-moon a la carga contra Siria


Naciones Unidas, 15 ene (PL) El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, volvió hoy a la carga contra el gobierno de Siria, poco después que Catar abogó por una intervención de fuerzas militares árabes en ese país.

  En una conferencia este domingo en Beirut sobre el tema de las llamadas transiciones democráticas, el titular de la ONU responsabilizó a las autoridades sirias de "reprimir a su propio pueblo" y de avanzar hacia un callejón sin salida.

Sin mencionar la existencia de fuerzas antigubernamentales que Damasco identifica como terroristas armados, Ban Ki-moon respaldó la campaña occidental que señala al gobierno como único causante de la crisis en Siria.

Las declaraciones del responsable de la ONU tuvieron lugar un día después que el emir de Catar, Hamad bin Khalifa al Thani, se pronunció por una intervención militar árabe en Siria como medida para acabar con la violencia en ese país.

El pasado miércoles, el titular de la organización mundial se reunió en Nueva York con el primer ministro catarí, Sheik Hamad bin Jassem Al Thani, quien criticó la actuación de los observadores de la Liga Árabe en Siria.

Esa misión comenzó su trabajo a finales de diciembre y la semana pasada solicitó el asesoramiento de la ONU para continuar su actividad en territorio sirio.

Asimismo, Ban Ki-moon conversó ayer en Beirut con el ministro de Relaciones Exteriores, de Turquía, Ahmet Davutoglu, para expresarle su "seria preocupación por el peligroso rumbo de la crisis en Siria".

Según denuncias de Damasco, el territorio turco sirve de base al denominado Ejército Sirio de Liberación, una fuerza de mercenarios armados respaldada por Catar, Arabia Saudita y las potencias occidentales.

Ankara, hasta hace poco un estrecho aliado de Siria, apoya ahora la creación de zonas intermedias y corredores humanitarios en el área fronteriza entre los dos países.

Mientras el secretario general reiteró su postura adversa al gobierno sirio, el Consejo de Seguridad continua sin avanzar en la búsqueda de un pronunciamiento sobre la crisis.

Desde hace más de tres semanas, los 15 miembros de ese órgano negocian en torno a una propuesta de resolución presentada por Rusia y que exige el fin de la violencia a todas las partes del conflicto.

La iniciativa de Moscú es rechazada por Estados Unidos, Francia y Alemania, que reclaman la imposición de sanciones contra Damasco.

Esos países tratan de modificar el proyecto en discusión con el propósito de lograr el derrocamiento del gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, aseguró el viceministro de la cancillería rusa, Guennadi Gatílov.

Este domingo, las autoridades sirias anunciaron una amnistía general para los detenidos por acciones antigubernamentales durante la crisis iniciada en marzo del año pasado.

A principios de enero, el embajador de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari, informó a la organización mundial sobre diversas medidas dictadas por su gobierno para responder a las reivindicaciones populares y avanzar en un programa de reformas amplio.

En una carta distribuida aquí, Damasco señaló que esos actos buscan el fortalecimiento de la estructura democrática nacional, la ampliación de la participación ciudadana en la vida política y económica y el afianzamiento de la unidad nacional.

Y también persiguen la preservación del orden público, la seguridad de la nación y de la población, la estabilidad del país y el estado de derecho.

Las medidas tienen que ver con la liberación de detenidos afiliados a facciones políticas y de todas las personas que actuaron de forma indebida y participaron en actos punibles por la ley o fueron responsables de ellos.

jvj/vc

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog