jueves, 26 de enero de 2012

Al desnudo red de espionaje yanqui en el Líbano


(Al Manar) El caso del espionaje estadounidense en el Líbano sigue produciendo ríos de tinta y saliva, y las revelaciones sobre la injerencia de la CIA estadounidense en el país no se terminan
Según dijeron fuentes libanesas al sitio de la cadena de Al Manar, la esposa del actual jefe de la estación de espionaje en Líbano Dan McFeely, Andria, ha desempeñado diferentes roles en el Líbano e Iraq.
El “movimiento nacional de los caldeos”, reveló que Andria McFeely se presentó a ellos como oficial de Asuntos Políticos de la Embajada de EEUU en Iraq en 2007.
El 25/09/2009, el sitio del vicepresidente iraquí, Tarek Hashemi, dijo que Andria McFeely era responsable de la Oficina de Derechos Humanos de la Embajada de EEUU.
Andria viajó con su marido al Líbano en 2009. El 25 de febrero de 2010, el periódico libanés en lengua inglesa Daily Star dijo que ella se había convertido en la vicecónsul estadounidense.

Ella mantiene también estrechos lazos con David Petraeus, que era jefe de las fuerzas de EEUU en Irak en 2007. Ellos trabajaron juntos durante dos años en ese país.
El espía Chuck Lisenbee: oficial de seguridad regional en Sudán
El nombre de otro espía se dio a conocer en diciembre pasado por parte de Hezbolá. Pero no se trata de un espía ordinario. Él era el oficial de seguridad regional en Sudán antes de partir hacia el Líbano, según un cable diplomático publicado el 23 de enero de 2009.
El papel de Lisenbee no se limitaba a Sudán, sino que se extendía a toda la región. Esto es lo que muestra el cable de Wikileaks fechado el 1 de abril de 2009, en el que Lisenbee presentaba un informe detallado sobre los “grupos hostiles” a EEUU en Sudán.
En él se enumeran a Hezbolá, la Yihad Islámica y Al-Qaida y se discute su relación con el pueblo y el gobierno sudanés.
Por estas informaciones, se entiende que Washington ha enviado a Líbano desde Sudán, Siria e Iraq a un mejor grupo de funcionarios y espías para llevar a cabo misiones de carácter regional.
El Líbano se ha convertido, pues, en un lugar de encuentro entre la mujer del jefe de la estación de espionaje, Andria McFeely; el oficial de seguridad regional, Chuck Lisenbee, la embajadora de EEUU en el Líbano, Maura Connelly, que también procede de Siria; el general estadounidense, David Petraeus, que hizo una visita relámpago a Beirut, en presencia de Ban Ki Moon; y el nuevo representante de la ONU en el Líbano, Derek Plumbly, que es conocido por su relevante papel en la división de Sudán en dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog