miércoles, 18 de enero de 2012

2012: UN AÑO COMPLEJO QUE MERECE TRANSITARSE

Aunque aún siguen resonando los petardos y no se ha disipado del todo la alegría y las brumas etílicas que persisten en muchas personas (dadas a la bebida) en este primer día del nuevo año, resulta urgente reflexionar acerca de la incógnita que suponen los próximos doce meses que deberá transitar el proceso de la segunda independencia en nuestro continente. Uno de los referidos desafíos lo plantea la ¿extraña? convergencia entre la biología y los intereses del imperialismo que se manifiesta por una buena cantidad de presidentes progresistas aquejados de cáncer. Fue tomado como posibilidad por Hugo Chávez y circula por Internet la versión que adjudica a la perversión genocida de la clase dirigente usamericana la difusión intencional de la patología. Carecemos de conocimientos idóneos para juzgar si la especie es cierta; lo que no nos merece ninguna duda es que si el Pentágono tuviere a su alcance las tecnologías para difundir el mal, las usaría sin vacilar y de modo excesivo. Es sabido que por “daños colaterales” caen las víctimas precisas de la mira estadounidense, agregándose cientos (o miles) más en cada ocasión en que sus juguetes bélicos apuntan y matan.

Con todo, los problemas de salud de nuestros estadistas-luchadores no son lo central. Durante este año se dirimirán dos elecciones cruciales para la marcha de la segunda década de la presente centuria: los comicios en Méjico y Venezuela. En el caso de la patria de Pancho Villa y Emiliano Zapata, el imperialismo demostró en 2006 que no vacila en recurrir a fraudes grotescos a efectos que sus esbirros continúen manejando la surtida caja del presupuesto nacional mejicano; lo cual favorece que persistan en el control de gobernaciones y municipios. Por otra parte, la derecha en el poder puede proseguir su hipócrita y falaz guerra contra el narcotráfico; que le permite masacrar trabajadores mejicanos, inmigrantes de paso, militantes sociales y sindicales, al tiempo que se oculta la intervención ilegal pero abierta de la U.S.A. Army. Urge presentar al electorado Mejicano una propuesta popular y democrática; que no puede ser otra que la de Andrés Manuel López Obrador; a sabiendas que se trata de una patriada con muchas dificultades para imponerse exitosamnete. Todo otro candidato de “izquierdas” trabajará conciente o inconcientemente para la perpetuidad de la dupla P.A.N.-P.R.I. en el poder y la desgracia del pueblo mejicano.
La importancia que el comandante Hugo Chávez renueve su mandato en el Palacio Miraflores y reafirme su liderazgo continental puede argumentarse en uno y otro plano. Desde el contexto latinoamericano significa la continuidad de la lucha de los libertadores del siglo XIX; acompañada por una política de integración solidaria, particularmente con los países menos ricos de nuestra América. En lo que hace a la patria de Bolívar, implicará la continuidad de un gobierno que ha brindado bienestar y dignidad como ningún otro en la historia a su pueblo. Por otra parte, el proceso de integración latinoamericana requiere no abandonar espacios ya conquistados y pelear duramente por los que deben ser ganados. Como el muy improbable- por las razones apuntadas- caso de Méjico o el Perú: que eligió el año que se fue un presidente independentista, que parece flaquear frente al inmenso poder de la derecha y el imperio. Ojala podamos decir dentro de un año que algo hemos avanzado en la dirección de realizar los objetivos populares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog