miércoles, 7 de diciembre de 2011

Ni revolucionarios, Ni Socialistas


En los últimos tiempos hemos visto como dirigentes políticos que  se decían revolucionarios y socialistas, se rasgaban las vestiduras, hablando de defender la revolución y hablando de Marx. Hoy en día defiende a la extrema derecha de nuestro país. Para estos sectores que nunca han sido ni revolucionarios, ni socialistas. Solo han hecho negocio a costilla de la revolución y el gobierno del presidente Chávez.
Las cúpulas de PODEMOS, PPT, son incapaces de reconocer que sus avances y los resultados políticos fueron gracias a montarse  en el portaviones de Chávez.  No han tenido liderazgos propios o muy pocos. Los dignos dirigentes que habían dichas agrupaciones se han separado y han denunciado los hechos irregulares que cometían los altos dirigentes de dichas organizaciones.
Que le queda hoy en día a dichas organizaciones. Negociar cargos y prebendas con los que hasta ayer habían sido sus enemigos, ahora como grandes aliados son utilizados por la oposición como ejemplo o supuesto ejemplo de cómo se va desgastando el gobierno de Hugo Rafael Chávez Frías, no son ellos los únicos, así hay otro   grupo de dirigentes y que marxistas que hace mucho tiempo se vendieron y traicionaron esos principios revolucionarios, vendieron y traicionaron  a los muertos los acecinados y encarcelados durante el punto fijismo.  
Estas personas como Ismael García que solo negocia y ve en una tarjeta la posibilidad de escalar posiciones y sacar provecho a lo que más puedan en donde sea y del lado que sea. Sera que Albornoz perdió la memoria de todas las promesas de defensa y proyectos de la revolución a las que les daba la bendición.  Hay otro personaje que es el Sr. Puerta Aponte, a quien no parece dolerle lo que hicieran sus nuevos aliados cuando masacraron a los jóvenes de Cantaura, de Yumare y sobre todo el caso del Catire rincones, que sabrá él.
Algunos de los dirigentes que hoy están en la oposición los mueve es el odio, pero no tienen un proyecto de país, la ambición  y el querer ser los líderes que no son. Que trabajo tienen que les dé merito,  cual ha sido el esfuerzo. Entre ellos se destrozan, entre ellos se roban y se dan golpes de timón dentro de sus respectivas organizaciones políticas. No tienen un discurso coherente, solo usan el  discurso que le gusta oír a sus nuevos aliados.
Para estos dirigentes Chávez es neo-liberal, para sus aliados es comunista. Discurso contradictorio podemos encontrar en esta mesa de unidad que no es tal y cuya única unidad se soporta por la salida de Chávez.  Sin tener una base solidad y coherente, nada es sólido, nada es coherente en esta oposición.
Este grupo que se auto denomina; socialistas-democráticos, solo son útiles  a la oposición, léase la derecha, para ciertos planes y objetivos. Al cumplir con los cometidos y objetivos planteados, sucederá lo que sucedió luego de la caída de Pérez Jiménez, que al PCV le dieron una patada.
Esta es la forma de actuar de la derecha, te aprovecha te utiliza y luego te margina. Una característica de los dirigentes opositores es defender el capital, defender los grandes intereses capitalistas y defender sus intereses.
Pero tampoco podemos ocultar aquellos que vestidos y disfrazados de revolucionarios y chavistas están creando una mala imagen del gobierno nacional. Gobernadores, alcaldes, diputados, concejales, quienes no cumplen con las tareas encomendadas y son instrumento de desarticulación y de una imagen negativa para la revolución, esto se sigue   denunciando y sigue sucediendo. Funcionarios públicos que lo único que hacen  es ocupar un puesto y no cumplir con sus funciones, así como denigrar de su propia institución.
Dentro del proceso revolucionarios hay también los funcionarios que sabiendo muy bien de hechos irregulares que están sucediendo y no se toman los correctivos que corresponden, teniendo información de municipios donde sus alcaldes no hacen lo que debieran y se ven en peligro de que la oposición la tome. Dentro de gobernaciones y alcaldía supuestamente socialista se juega a la derrota y no se corrigen los errores.
Tenemos que entender que el triunfo por si solo del presidente Chávez no se da si no hay un trabajo de todos los factores que apoyan el proceso revolucionario y donde debe haber una mayor amplitud y participación dentro de polo patriótico, sin crear grupúsculos que simplemente están por ciertos intereses.  No solo Chávez es el que debe estar en la calle como ha sucedido en ocasiones anteriores donde el presidente se tira la campaña al hombro.
Los que han venido traicionando el proceso revolucionario, no tienen moral lo que si tienen es un profundo interés político y económico y por lo tanto será una herramienta útil para desestabilizar el venidero  proceso electoral y al cual trataran de sabotear y ponerle los obstáculo que sean necesario, porque saben que es difícil un triunfo. Pero dentro del proceso revolucionario no se crea que las cosas sean fáciles y la victoria está servida y holgada.
El tiempo es corto y la tarea y trabajo es arduo, hay que trabajar y corregir los entuertos que hay dentro del proceso revolucionario, no hay que dormirse en los laureles y el presidente Chávez que este ojo pelado,  con aquellos que solo están esperando el momento para seguir saltando la talanquera.
Luis Alberto Nieto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog