viernes, 9 de diciembre de 2011

Colectivo de Presos Políticos Vascos comunica una iniciativa destinada a «levantar las medidas extremas» que sufren los presos y presas


Con información del Diario Gara
COMUNICADO DE EPPK
EPPK da un paso adelante para acabar con la dispersión
Diario Gara
Anuncia en un comunicado que cada uno de los presos pedirá ser trasladado a Euskal Herria y emplaza a los estados a responder positivamente. Apunta que incluso quienes impulsaron esa política están hoy en contra y que el agrupamiento permitiría hacer aportaciones «en positivo»
Hace ahora cuatro semanas, Euskal Preso Politikoen Kolektiboa (EPPK) anunciaba la presentación de peticiones de libertad para quienes se encuentran enfermos, se les niega la libertad condicional tras superar el plazo legal o tienen alargada de su condena de forma irregular. En un comunicado hecho llegar a GARA, confirma esta iniciativa destinada a «levantar las medidas extremas» que sufren los presos políticos vascos y da a conocer además que cada uno de los miembros de EPPK solicitará estos días ser traído a Euskal Herria.
El comunicado hace hincapié en esta demanda, desde su título: ``Presos vascos, a Euskal Herria ahora''. EPPK traslada a la sociedad vasca que la dispersión supone «un ataque que no podemos permitir los agentes y fuerzas vascas partidarias de la resolución democrática. A los estados no les corresponde más que darle respuesta en modo positivo, sin demora. Tienen enfrente a todo el pueblo, incluidos los que hasta hoy han promovido, defendido y aceptado la crueldad y violencia de la política carcelaria. Acabar con ella es un ejercicio democrático urgente. Es hora de tomar decisiones valientes, profundas y democráticas. La hoja de ruta de la resolución lo exige».
EPPK presenta esta solicitud como una iniciativa «renovada» para una demanda que recalca que «no es nueva». Apunta que «tras un cuarto de siglo» mantener la dispersión «supone hoy prolongar el chantaje político a este pueblo y zancadillear el proceso político iniciado con trabas y ataques». Pero añade además otro elemento objetivo: «Para hacer nuestra aportación activa y positiva al proceso político tenemos que estar agrupados en Euskal Herria».
En cuanto a las solicitudes de excarcelación de las que ya dio cuenta a mediados de octubre, el Colectivo las sitúa como «una petición democrática urgente». Recuerda que «los mecanismos jurídico-judiciales y leyes represivas construidas por los estados en los últimos años tienen secuestrados a docenas de presos en las cárceles, negándoles una y otra vez el derecho a la libertad que asiste a todo preso. Los que están enfermos, los que hace tiempo entraron en plazos de libertad condicional, los que han visto alargado el cumplimiento de condena a través de la cadena perpetua de facto e irregularmente aplicada -enumera-. Exigimos la inmediata liberación de todos».
El comunicado incluye varios llamamientos finales: al nuevo gobierno español y al francés, para que respondan sin demora; a la comunidad internacional, para que tome parte y fomente que se den «pasos decisi- vos e irreversibles»; y a la ciudadanía vasca, para la «movilización colosal» del 7 de enero en Bilbo. «Seamos todos protagonistas y promotores -pide-, porque el empuje de todos y cada uno romperá las cadenas».
«Determinación para avanzar»
Otro de los puntos del comunicado anuncia que se ha puesto en marcha un proceso de debate sobre la situación política y la estrategia. «En el camino a la amnistía y la autodeterminación, la base del debate es actualizar y concretar la línea política del Colectivo. Las conclusiones marcarán la dirección de EPPK», anticipa.
«Tenemos la determinación total de avanzar con nuestro pueblo, con la ciudadanía, con valentía, responsabilidad y optimismo. Vamos a dar pasos», indica el Colectivo.
El delegado lo considera lógico
El delegado del Gobierno en Gasteiz, Mikel Cabieces, se refirió ayer en Radio Euskadi a estas peticiones de los presos políticos vascos tras una filtración de una agencia, y consideró lógico que «deberá aplicárseles la ley como al resto de penados y tendrán derecho a beneficios penitenciarios, mirando la reinserción». Cabieces sí criticó a los convocantes de la marcha del 7 de enero que no hayan hecho otras manifestaciones antes para reivindicar que los presos dieran este paso. Se atuvo al discurso oficial habitual de que ETA no les permitía formular estas demandas.
Para el aún responsable español en la CAV, se abre un nuevo tiempo en la medida en que ETA ha cesado su actividad armada definitivamente, y para eso «hay una hoja de ruta bastante llena de sentido común», dijo en alusión a la de Patxi López, que incluye el acercamiento. «Los presos ya no serán presos de ETA. Son presos normales, entre comillas, y hay que tratarles (...) aplicando la ley y los beneficios», opinó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog