martes, 25 de octubre de 2011

Senador Alejandro Navarro denunció que la MUD abrió una oficina en Chile


Navarro dijo que la oposición venezolana está coordinada con los partidos oficialistas chilenos más la Democracia cristiana, y realizan constantemente campaña en contra del presidente Chávez
26 de octubre de 2011.-El senador chileno Alejandro Navarro denunció que la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) abrió una oficina en Chile. Algunos voceros opositores “indican que, tanto en Chile como en EEUU, se fundaron sedes para hacer campaña presidencial de la oposición y, obviamente, hacer ruido internacional y criticar el proceso bolivariano y el presidente Chávez”, acusó Navarro, en entrevista vía correo electrónico con el Correo del Orinoco.
El dirigente de izquierda advirtió que la derecha venezolana, a escala internacional, mueve todas sus piezas “con el objetivo de deslegitimar las elecciones presidenciales de 2012. Saben que van a perder, por eso apuntan a debilitar en el exterior el proceso electoral”.
Navarro apuntó que la MUD no sólo inauguró la sede en Chile, sino que está “en constante coordinación” con parlamentarios sureños; de hecho, tienen preparados encuentros en Caracas y en Santiago. “Aseguran en Chile, con base en las opiniones que transmite la oposición venezolana, que  las elecciones presidenciales están amenazadas”.
Navarro sostuvo que “no es razonable que autoridades chilenas se coordinen activamente con la disidencia venezolana para captar votos en Chile ante una elección presidencial extranjera. La acción que emprenden claramente es inconstitucional, pues viola la soberanía venezolana”.
A su juicio, una cosa es ser observador y dar una opinión, “pero otra muy distinta es hacer campaña activa en el exterior, en coordinación con la oposición de Venezuela, en contra del proceso bolivariano y del presidente Hugo Chávez. Eso ya es injerencia”.
NO SON HECHOS AISLADOS
El senador indicó que la apertura de la oficina por parte de la MUD no es un hecho aislado. “La oposición venezolana está coordinada con los partidos oficialistas chilenos más la Democracia Cristiana, y realizan constantemente campaña en contra del presidente Chávez. Todo eso apoyado por los medios de prensa, que responden a grandes grupos empresariales”.
La campaña orquestada quedó en evidencia porque diputados de derecha “tomaron el grupo interparlamentario chileno-venezolano, integrado por un total de 19 parlamentarios y que preside José Manuel Edwards, sólo con la intención de generar condiciones para la intromisión en Venezuela”. Esto, lamenta, “es lo opuesto de la llamada diplomacia parlamentaria”.
El plan, trabajado por la oposición venezolana y la derecha chilena, podría complicar las relaciones bilaterales.
“Las acciones que realizan en contra de Chávez y del proceso no serán por decreto, pues no forman parte de la política oficial del gobierno. Sin embargo, quienes encabezan las diferentes organizaciones en contra de Venezuela van a actuar e intentarán llevar a cabo todo su esquema con el fin de deslegitimar las elecciones de 2012, tal como lo intentaron hacer con las parlamentarias de 2010”.
Navarro no puede evitar la comparación con el presidente socialista Salvador Allende, derrocado en 1973 por un golpe de Estado alentado por Estados Unidos. “Cabe destacar que la CIA, cuando actuó en contra de nuestro presidente mártir Salvador Allende, también creó una decenas de organizaciones de  fachada, lo mismo que pretenden hacer ahora para intentar debilitar al presidente Chávez”.
Es importante que si el presidente chileno Sebastián Piñera va a presidir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), “lo que nos parece un paso importante hacia la integración, debe dar garantías de que no va a haber una base de operaciones en Chile en contra de la democracia de Venezuela”.
ACCIONES
“Como presidente del Grupo Interparlamentario Chileno Venezolano del Senado, estaremos atento al accionar y pasos que vayan a tomar, porque aquí hay un tema de fondo que es que las autoridades nacionales no pueden hacer campaña en una elección de otro país; eso violaría nuestra propia constitución y los tratados internacionales”, alertó Alejandro Navarro.
Anunció que se reunirá con el titular de Exteriores de Chile “para informarle y advertirle de esta situación, de tal modo que los funcionarios públicos no se vayan a involucrar en actividades de esta naturaleza”.
También expondrá lo sucedido a las autoridades de Diputados y del Senado, y denunciará “la agitación que están haciendo algunos legisladores, lo que podría involucrar de mala forma a nuestro Parlamento”.
En cuanto a Venezuela, tiene previsto poner al tanto al presidente de la Asamblea Nacional, diputado Fernando Soto Rojas, “de estos sucesos protagonizados por diputados de su país en Chile, para que puedan  analizar la situación”.
En el contexto de las reuniones semestrales que los presidentes de partidos políticos tenemos con el mandatario Sebastián Piñera en La Moneda, “en mi calidad de presidente del Partido Movimiento Amplio Social, MAS, presentaré este caso, que es de suma gravedad, y que podría hacer ruido y complicar las relaciones bilaterales si los parlamentarios chilenos de la derecha insisten en entrometerse en el proceso electoral democrático de Venezuela”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog