martes, 25 de octubre de 2011

Gadafi, enterrado al alba en un lugar secreto del desierto de Libia


Sirte, octubre 25 - El líder  Muamar Gadafi fue enterrado en un lugar secreto del desierto libio en torno a las cinco de la mañana de este martes, después de que su cadáver fuera expuesto durante cuatro días en Misrata junto al de su hijo, Mutassim, y el exministro de Defensa, Abu Bakr Yunes, quienes también fueron sepultados hoy.

El Consejo Nacional de Transición (CNT) dice que decidió proceder de esta manera para evitar que su tumba se convirtiera en un santuario.

En los últimos días, el nuevo Gobierno no llegó a un acuerdo con la tribu Qaddafa, a la que pertenecía el líder asesinado, para que fueran ellos los que se encargaran del entierro. Según la cadena qatarí Al Jazeera, tres religiosos de la tribu llevaron a cabo una oración de despedida antes de que los cuerpos fueran trasladados a ese punto secreto.

El CNT ayer suspendió la exposición al público de los cadáveres porque, pese a encontrarse en una cámara frigorífica, la gran afluencia de gente que decidió acercarse a Misrata para fotografiar el cuerpo del Gadafi como si de un trofeo se tratara, no permitió mantener la temperatura adecuada y aceleró el estado de descomposición.
"Hoy ha sido el entierro en un lugar del desierto", dijo  el integrante del CNT Saada Abu Shiha, pese a que violan las reglas de la religión islámica y luego que una página web leal reportara el fin de semana que el líder pidió por escrito, tres días antes de su muerte, ser enterrado en Sirte.

“Lo entierran en el desierto para evitar tanto que se convierta en un lugar de peregrinación para sus seguidores, como para que la tumba sea saqueada y su cuerpo destrozado", dijo otro miembro rebelde a las agencias.

De acuerdo con estos combatientes, Al Gaddafi  "no se le considera musulmán y por lo tanto no hay por qué aplicarle las normas islámicas del entierro".

Según Al Jazeera, miembros de la tribu del líder, los Gadafa, estuvieron presentes en el sepelio. Asimismo, el padre y dos hijos del ex ministro de Defensa.

Luego de ser exhibidos en Misrata, un convoy de cuatro o cinco vehículos militares se llevó los cadáveres la noche del lunes con destino al  lugar desconocido.
Críticas al CNT

Todo el proceso ha estado precedido de una gran polémica que ha puesto en evidencia al CNT. No sólo por el espectáculo en el que convirtió la exposición del cadáver, sino porque las heridas de bala que presentaba el cuerpo (un tiro en la cabeza y otro en el abdomen) apuntan a que fue ejecutado por los mercenarios que consiguieron apresarlo el pasado jueves tras el asalto final a Sirte, su ciudad natal.

Tanto Naciones Unidas como varias organizaciones internacionales han exigido que se lleve a cabo una investigación de lo sucedido. El CNT, por su parte, asegura que esas heridas se produjeron durante un intercambio de disparos con los rebeldes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog