jueves, 27 de octubre de 2011

Cuidado de los pies esencial en el paciente diabético


(PRENSA SOCIALISTA / FUNDASALUD) - La Diabetes es una enfermedad crónica que no permite al organismo utilizar los alimentos adecuadamente. Al ingerir los alimentos éstos se descomponen convirtiéndose en una forma de azúcar denominada glucosa, que es el combustible que utilizan las células para proveer al organismo de la energía necesaria. Este proceso de transformar los alimentos en energía se llama metabolismo.
       Según el criterio de Aura Araujo de Morán, coordinadora Estadal del programa Salud Endocrino Metabólico de la Fundación Trujillana para la Salud, "las altas concentraciones de glucosa en la sangre causan problemas que pueden afectar los pies, por lo que daña a los nervios de las piernas y los pies, cuando esto ocurre no se percibe dolor, calor ni frío en las extremidades inferiores, lo que indica que si se ha perdido la sensibilidad, cualquier lesión o incluso quemadura puede ocurrir sin que la persona se de cuenta. A esta compilación se le denomina neuropatía diabética y de no tener el debido cuidado cualquier lesión o infección por pequeña que sea puede empeorar".
       Por su parte Araujo adiciona que "las alteraciones de la circulación de la sangre el cual se produce por disminución del calibre de las arterias, producen como consecuencia que no haya suficiente sangre en pies y piernas.
       ¿Cuál es el proceso y cuáles pueden ser los resultados?
       Por ejemplo, el uso de zapatos inadecuados puede producir una ampolla, como el paciente tiene daños en los nervios del pie, no siente dolor, por lo tanto no le presta atención, esta ampolla se infecta, si la glicemia está elevada los microorganismos que causan la infección se multiplican con facilidad y la infección empeora. La circulación de la sangre disminuida en las piernas y los pies como consecuencia de la diabetes, impide combatir con eficacia la infección se multiplican con facilidad y la infección empeora.
       Esta infección puede no llegar a curar nunca, y llegar a ser necesario que el médico tenga que cortar quirúrgicamente un dedo, el pie e incluso la pierna (amputación), para poder evitar que la infección (gangrena) continúe y el paciente muera.
       Araujo hace un llamado para que todas las personas reduzcan el consumo de tabaco, cigarrillos y chimó, lo cual contribuye a la disminución de la circulación y esto agrava las lesiones, por lo que se recomienda el buen cuidado de los pies del paciente diabético y dejar el consumo de cigarrillo, tabaco y chimó, para así tener mejor calidad de vida sana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog