domingo, 30 de octubre de 2011

Andrés Pasquier y Felipe Malaver fueron víctimas del terrorismo de Estado de AD y Copei

Yvke Mundial / Correo del Orinoco
La última vez que se supo algo del militante revolucionario Andrés Pasquier fue un día como hoy, hace 45 años. Junto a Felipe Malaver, fue detenido en una alcabala de la Guardia Nacional, entre Acarigua y Guanare. De inmediato fueron trasladados al campamento antiguerrillero de Urica. Allí, según testimonios de testigos fueron torturados permanentemente.
Efraín Labana Cordero -autor del libro TO3 Campamento antiguerruillero- dio fe de que el última día que vio a Pasquier, estaba presente en la celda un juez militar.
“Yo no lo conocía a (Andrés Pasquier), sino a Malaver, pero como lo vi bien y lo pude describir, cuando di mi testimonio se pudo confirmar que se trataba de él”, comentó al Correo del Orinoco.
Paquier y Malaver eran miembros de la Fuerzas de Liberación Nacional que luchaban contra el régimen de Acción Democrática, una organización que desde el Gobierno impulsaba una política de exterminio de sus adversarios alzados en armas, como explicó a este diario el profesor Pedro Pablo Linares.
POLÍTICA DE EXTERMINIO
Linares explicó que la desaparición forzada de los dos revolucionarios respondió a una política de terrorismo de Estado aplicada en Venezuela con la anuencia y participación directa del Departamento de Defensa de Estados Unidos y de la CIA.
Según sus investigaciones, entre 1965 y 1966 hubo una gran operación militar, que tuvo como una de sus acciones ofensivas la desaparición de muchas personas. En ese contexto, explicó, debe entenderse el caso de Felipe Malaver y Andrés Pasquier, y también de su hermano Ramón Pasquier, también secuestrado por cuerpos represivos del régimen de Raúl Leoni, el 26 de noviembre de 1965.
-El gobierno de Acción Democrática presidido por Raúl Leoni es responsable directo del asesinato de los hermanos Pasquier, en tanto que no aparezcan vivos. Hasta ahora son personas desaparecidas y forman parte de la investigación que debe desarrollar la Comisión de la Verdad de la Ley Contra el Olvido, que acaba de aprobar la Asamblea Nacional- señaló Linares.
Estos gobiernos “son responsables directos de los asesinatos ocurridos entonces, porque los presidentes de la República eran los Comandantes en Jefe de las fuerzas militares, y jefes de las policías políticas, municipales, estadales y también de las llamadas bandas armadas de Acción Democrática y Copei”, sentenció tajante.
Agregó que el caso de los hermanos Pasquier forma parte de la lista que se está configurando para las averiguaciones que se inicien con la desclasificación de los archivos de los organismos militares y civiles que tuvieron participación en los hechos de terrorismo de estado de los gobiernos de Raúl Leoni y Rafael Caldera.
FAMILIARES AHORA CUENTAN LA FISCALÍA
Mónica Venegas, quien era la pareja de Andrés Pasquier para el momento en que lo desaparecieron, explicó que la madre del joven militante nunca dejó de buscarlos a él ya su otro hijo, Ramón. Pero tuvo que hacerlo por sus propios medios y sin apoyo de ninguna institución.
Aura Pino Pasquier, sobrina de Andrés Pasquier, confirmó que su abuela “remitió cartas al Presidente Raúl Leoni, a la Fiscalía y al presidente del Congreso para la época y también al Presidente Caldera para plantearle la detención y desaparición de sus hijos, sin obtener respuesta”.
Sin embargo, hace diez años, por fin esa situación cambió para la familia Pasquier y las de las miles de víctimas del Puntofijismo:
“En estos últimos años ya no buscábamos a la gente personalmente, denunciamos en la Fiscalía General de la República y este organismo elaboró los expedientes donde se da fe de las detenciones y posteriores desapariciones”, señaló Venegas,quien también fue perseguida por los gobiernos puntofijistas.
Hoy en día, una comisión especial del Ministerio Público canaliza las denuncias y adelanta las averiguaciones para establecer responsabilidades. La nueva ley para castigar los crímenes de la Cuarta República, aprobada el pasado 18 de octubre, establece penas y reparaciones. Mónica Venegas fue una de las cientos de personas que participaron en su elaboración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el 8 de Junio del 2011

Archivo del blog